Brienzersee

Brienzersee, Belle époque

Brienzersee, Belle époque

Iseltwald Brienzersee

Iseltwald Brienzersee

Brienzersee, Grandhotel Giessbach

Brienzersee, Grandhotel Giessbach

Bönigen-Iseltwald

Bönigen-Iseltwald

Brienzer Rothorn

Brienzer Rothorn

Brienzerrothorn

Brienzerrothorn

El Brienzersee con sus aguas turquíes se halla, junto con el vecino Thunersee, ante el impresionante escenario alpino del Oberland bernés. La navegación en barco por este típico largo en el borde de los Alpes, con sus orillas escarpadas, se convierte en una experiencia impresionante.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
Ya desde 1839 navegan barcos de línea en el Lago de Brienz. Hoy, la flotilla cuenta con cinco barcos, incluyendo el impresionante vapor renovado "Lötschberg" construido en 1914. Sobre todo durante los meses de verano se ofrecen, aparte de los trayectos regulares, varios viajes especiales: p. ej. el «barco de fondues», el «barco de desayunos», el «brunch alpino», el «Halal BBQ Cruise», el recorrido especial «Der Fisch ist los... », circuitos vespertinos en el DS Lötschberg o el "Swiss BBQ Cruise», muy popular sobre todo entre los visitantes extranjeros que desean descubrir las especialidades de la cocina suiza.

Los barcos de línea enlazan en su viaje, desde el elegante destino turístico de Interlaken en la orilla occidental a la pequeña e idílica ciudad de Brienz al Este, los paisajes alrededor del lago. Desde Brienz, el ferrocarril de vapor de cremallera más antiguo de Suiza, la Brienz-Rothorn-Bahn, sube a los visitantes al Brienzer Rothorn (2350m). Desde ahí pueden disfrutar de una hermosa vista panorámica a los lagos y la cordillera alpina. Además, el Brienzer Rothorn es punto de partida de fascinantes excursiones, por ejemplo por la cresta hasta el puerto de montaña Brünigpass.

Otro destino de una excursión en barco en el Brienzersee es la catarata Giessbachfall. El impresionante salto de agua baja por varios escalones y una altura total de 500 metros al lago. Inmediatamente al lado se halla el histórico Grandhotel Giessbach, que se parece a un palacio de un cuento de hadas. El funicular terrestre más viejo de Europa lleva a los turistas desde la estación de barco Giessbach directamente al hotel y a la catarata impresionante. También la excursión a lo largo de la orilla meridional del Brienzersee, desde Bönigen pasando por Iseltwald hasta Giessbach es muy popular.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: