Museo de Argovia: viva la historia en el lugar de los hechosArgovia

Argovia

El Museo de Argovia comprende los castillos de Lenzburg, Wildegg, Hallwyl, Habsburg y el monasterio de Königsfelden. Cada uno de estos monumentos es un verdadero testigo de una larga historia.

Pulsar en el mapa para detalles

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
Castillo de Lenzburg:
los caballeros y el castillo del dragón El Lenzburg es uno de los castillos construidos sobre la cima de un monte más antiguo e importante de Suiza. Aquí vivieron en antaño poderosos condes, prebostes y otros propietarios particulares. En sus 900 años de historia, el castillo fue ampliado constantemente y transformado a fin de asumir nuevas funciones. El Geschichtsatelier (Taller de Historia) incluye tres senderos temáticos que entregan antecedentes sobre algunos caballeros, jueces y bribones que alguna vez tuvieron una relación con el Lenzburg.

Castillo Wildegg:

señorío barroco y paraíso de la jardinería El castillo, que hoy día está rodeado por jardines, praderas y viñedos, fue erigido por los Habsburgo alrededor del 1200. Durante once generaciones, el edificio y todos sus bienes permanecieron en manos de la familia Effinger. El señorío tiene una superficie de alrededor de 100 hectáreas y comprende 37 construcciones, además de jardines, una finca ecológica, viñedos, bosques y derechos de pesca. Sus jardines son en cualquier estación un verdadero deleite para la vista y un paraíso de perfumes.

Castillo Hallwyl:
una experiencia cultural y natural Esta histórica construcción data del siglo XI y es uno de los castillos con foso más importantes de Suiza. En sus más de 800 años de historia, la familia de la baja nobleza argoviense Von Hallwyl se distinguió de diversas maneras. Un recorrido por las salas del castillo permite a los visitantes descubrir la vida en el Medioevo y la Edad Moderna a lo largo de once temas.

Castillo Habsburg:

el domicilio de una dinastía mundial El castillo doble erigido alrededor del 1030 es el lugar que le dio el nombre a los Habsburgo. Tras un glorioso ascenso durante la Baja Edad Media, la dinastía de los Habsburgo llegó a dominar un reino mundial con grandes posesiones en Europa y colonias en América, Asia y África. Su dominio durante casi siete siglos estaba apoyado, en última instancia, en una hábil política matrimonial. Una pequeña exposición muestra la historia de la construcción y el asentamiento, y entrega detalles sobre la vida diaria en el castillo.

Monasterio Königsfelden:
lugar de recuerdo de los Habsburgo Con el objeto de lograr la salvación de los Habsburgo muertos, dos reinas ordenaron levantar un convento de monjas clarisas y otro de franciscanos en el llamado «Campus Regius». Con su construcción hace 700 años se inició un capítulo nuevo y vanguardista en la historia de Argovia y de Suiza. El monasterio Königsfelden alberga en su coro once vitrales, creados entre 1320 y 1360, que se cuentan entre los más destacados de esa época en Europa.

0 Comentarios

Comentar este artículo

Todos los campos señaldos con * son obligatorios.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: