Colección Baur – Un tesoro de arte oriental

Genève

Genf

Genf

Genf: Pont de la Machine

Genf: Pont de la Machine

Genf: La Terrasse

Genf: La Terrasse

Genf: A1 - La Praille dir Acacias

Genf: A1 - La Praille dir Acacias

Genf: Route de Meyrin

Genf: Route de Meyrin

Genf: Tunnel

Genf: Tunnel

Genf

Genf

Genf: Lac Leman, depuis le Vengeron

Genf: Lac Leman, depuis le Vengeron

Genf: A1 - Vengeron - dir. Lausanne

Genf: A1 - Vengeron - dir. Lausanne

Genf: Route des Jeunes, Les Acacias, en direction de Carouge

Genf: Route des Jeunes, Les Acacias, en direction de Carouge

Alfred Baur descubrió su amor por el arte en sus viajes por el Lejano Oriente. Así durante más de cuatro décadas fue comprando obras de arte y objetos de culto de gran valor de China y Japón. En la actualidad, la colección Baur es una de las más valiosas de Suiza.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
Alfred Baur, residente en Ginebra a partir de 1900, se dedicó a coleccionar arte durante más de 45 años. En sus viajes comerciales, Baur logró reunir obras de arte del Lejano Oriente de diez siglos. Estas comprenden principalmente objetos de cerámica y jade, recipientes para aspirar tabaco, estampados japoneses, netsuke (pequeñas figuras talladas), además de muebles y espadas.

Poco antes de su muerte, Baur compró una casa señorial cerca de la iglesia rusa y el Museo de Arte e Historia con el objetivo de poner su colección a disposición del público como una fundación. En 1946, la “Fondation Alfred et Eugénie Baur-Duret” inauguró la colección Baur, la que mediante varias donaciones ha logrado reunir hasta ahora más de 9.000 obras de arte.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: