El Museo del Tranvía de Zúrich

Zurich

Hardturm Richtung Bern

Hardturm Richtung Bern

Zürich

Zürich

Zürich Kreis 5 - Primetower

Zürich Kreis 5 - Primetower

Zürich, Panorama

Zürich, Panorama

Zürich, ETH Zentrum

Zürich, ETH Zentrum

Zürich, Bellevue & Üetliberg

Zürich, Bellevue & Üetliberg

Boot Zurisee

Boot Zurisee

Zürich - SWITCH Webcam

Zürich - SWITCH Webcam

Dolder Sports

Dolder Sports

Zürich Wipkingen

Zürich Wipkingen

Zürich Wipkingen 2

Zürich Wipkingen 2

Landesmuseum Zürich, Innenhof

Landesmuseum Zürich, Innenhof

Mountain View

Mountain View

Zurich

Zurich

Bellevue Zürich

Bellevue Zürich

Landesmuseum Zürich Erweiterungsbau

Landesmuseum Zürich Erweiterungsbau

Zürich Altstadt, Hauptbahnhof, Limmat, Sihl

Zürich Altstadt, Hauptbahnhof, Limmat, Sihl

Hardbrücke

Hardbrücke

Zürich - Gebäude des SF

Zürich - Gebäude des SF

Zürich Stadthaus

Zürich Stadthaus

Para todos los gustos. Vehículos originales de los años 1897 a 1960, motores, uniformes, expendedores automáticos de billetes, una gran maqueta, un Baby-Cobra y mucho más: el antiguo depósito Burgwies se ha convertido en un espacio vivo en el que todos los visitantes encuentran su hueco.

Pulsar en el mapa para detalles

Group Activities

Idioma:
de, en, fr, it

Duration:
1/2 día

Persons:
1 - 20

Coste:

Temporada:
Todo el año

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
El Museo del Tranvía tiene algo preparado para cada edad, para cada interés, para cada idea. Ya sea un abuelo nostálgico, un conductor de tranvías apasionado por los detalles o un escolar con simple curiosidad. El museo muestra el desarrollo de la ciudad, los grandes cambios que supuso la industrialización, la movilidad urbana moderna con los transportes públicos. Y todo ello con la exposición de piezas que se renuevan constantemente, nuevas disposiciones de los vagones, temas actuales y exposiciones itinerantes. La tienda del museo ofrece además una amplia selección de literatura especializada, tarjetas postales, reproducciones y souvenirs.

Se ruega tocar.
En el centro se encuentra la persona, rodeada de objetos de diferentes épocas. Como visitante está invitado a mirar y a tocar. Sienta el tranvía, escuche el tráfico y deje vía libre a sus emociones cuando le llegue el recuerdo de un maravilloso encuentro en una parada, de una conductora con un encanto especial o de un inútil sprint para subir al autobús.

0 Comentarios

Comentar este artículo

Todos los campos señaldos con * son obligatorios.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: