El valle de Binn

Valais

El valle del Binn en el Alto Valais es un romántico valle lateral de Goms. Considerado El Dorado por los amantes de la naturaleza y sobre todo por los buscadores de minerales, en los paisajes vírgenes de este apartado valle los aficionados al senderismo también encuentran numerosos destinos que bien merecen la pena.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación

Desde el siglo XVIII, el valle de Binn, que desde Goms se desvía hacia el sur a la altura de Fiesch, es famoso por la gran cantidad y variedad de minerales que alberga. Aquí se han hecho numerosos hallazgos. Caminando por el valle con los ojos bien abiertos se descubre no solo una flora y una fauna extraordinariamente variadas, sino que, con algo de suerte, también se puede regresar a casa con una piedra de vivos colores o incluso un cristal en el bolsillo. A lo largo del sendero de interpretación de la geología, que comienza en Imfeld y conduce hasta la mina de minerales Lengenbach, se van presentando las rocas típicas del valle de Binn. La mina también atrae familias cuyos hijos buscan sobre todo pirita, el «oro de los pobres». Al valle, comunicado con el autobús postal, y a Binn se puede llegar en cualquier época del año desde que se construyó el túnel en 1965. El hotel Ofenhorn es el único hotel del valle. Hoy cuidadosamente renovado, fue construido en 1883 como hotel de montaña en el estilo de la Belle Epoque y durante los primeros años recibía sobre todo clientes ingleses, entre ellos Winston Churchill, que posteriormente sería Primer Ministro. En la ladera sur de Goms, antes de entrar en el valle de Binn, se encuentra Ernen, un pueblecito de montaña que fue premiado por excelente conservación, una bella estampa presidida por la iglesia parroquial visible desde lo lejos. Desde hace más de 25 años, en Ernen, el «pueblo de la música», se celebran conciertos anuales y se imparten clases maestras internacionales a cargo de famosos representantes de la música clásica.

Verano

El acogedor pueblo de Binn, con sus oscuras casas de madera, es punto de partida de numerosas excursiones. 150 km de senderos señalizados recorren el valle y siguen el «Gran Sendero de Valais» en dirección a Zermatt o vía Italia hasta el Tesino. El Eggerhorn es la montaña mirador del valle. Tras una difícil ascensión, en la cima se abre una impresionante vista de 360 grados. Una forma divertida de descubrir las montañas es el trekking en mulas.

Destacamos

• Mina de minerales Lengenbach: uno de los yacimientos más ricos de Europa cerca de Imfeld, en el valle de Binn; tanto para coleccionistas ambiciosos como para familias. • Hotel Ofenhorn en Binn: un histórico hotel de la Belle Epoque hoy restaurado en el que ya se alojó Winston Churchill. • Ernen, el pueblo de la música: clases maestras del pianista y pedagogo musical György Sebök y el Festival del Futuro, que se celebra desde 1987, han llevado el nombre de este pueblecito de montaña más allá de las fronteras de Suiza. • Goms: meseta del Alto Valais con pueblecitos intactos en torno a blancas iglesias; en invierno, una de las zonas de esquí de fondo más bellas de Suiza. • Eggishorn, cerca de Fiesch, impresionante vista panorámica de 360 grados sobre los glaciares Aletsch y Fiescher desde la cima, a 2926 metros de altura.

Eventos principales

• Feria de minerales: buscadores de minerales venidos de todas partes presentan las piedras que han encontrado en los últimos años (finales de julio/principios de agosto). • «Festival del Futuro» de Ernen: jóvenes y talentosos músicos de toda Europa se dan cita desde 1987 en Ernen, el «pueblo de la música» (agosto).

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: