Ermitage en Arlesheim

Arlesheim

El Ermitage, un lugar mítico
Quien visita el Ermitage está siguiendo también los pasos del eremita que año tras año vive en su ermita y medita. Quien busca al eremita y sigue sus huellas se convierte él mismo en un paseante pensativo que disfruta en soledad de un momento lleno de felicidad.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
El Ermitage seduce a sus visitantes, les convierte en ermitaños, los reconcilia con la naturaleza y los secuestra apaciblemente. Los límites se desdibujan. Un mundo de vivencias envuelve al visitante.

A diferencia que en los jardines franceses, en el romántico jardín inglés uno no se siente dueño y señor de la naturaleza sino parte de ella. Además, un piadoso vive en este jardín y este se convierte en el Ermitage, un lugar donde confluye lo que crece de forma natural, lo que se crea de forma artificial y lo que nosotros imaginamos. Cada visitante lo percibe a su manera.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: