Friburgo

Fribourg Región

En Friburgo es posible tomar cómodamente un café en una ciudad medieval, admirar las hermosas fuentes y fachadas antiguas, escuchar los dos idiomas regionales y mirar los alrededores desde la torre de 74 m de la catedral.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación

Guía de la Ciudad Friburgo

Cityguide PDF Teaser

Las informaciones más importantes, excursiones, eventos y mucho más.
Versión impresa para llevar.
Descargar (PDF)

Un fin de semana perfecto en Friburgo

Por primera vez en Friburgo

Friburgo en Üechtland es una de las ciudades más grandes de la Edad Media. Está ubicada en un promontorio rocoso y es bañada por tres lados por el curso del río Saane (Sarine). Más de 200 fachadas góticas del siglo XV, y sin ningún parangón, confieren a su casco antiguo un encanto medieval incomparable.

En aquellos tiempos, la ciudad estuvo protegida por una muralla de a lo menos 2 km de extensión. Hoy en día, aún se conservan restos de la muralla, las torres y de un gran bastión. Sin embargo, lo más impresionante es la catedral de Friburgo con sus maravillosos vitrales. Fue construida por etapas a partir de 1283 y está consagrada a San Nicolás. Tiene una torre de 74 metros de altura, desde la cual se tiene una vista panorámica sin igual.

En la capilla Loreto de aire italiano de la época barroca temprana se encuentra otro mirador. Desde el barrio de Neuveville (ciudad inferior) un teleférico vertical viejo representa un medio de transporte cómodo a las zonas de paseos de la ciudad superior. La animada ciudad universitaria de Friburgo con muchos estudiantes de todo el mundo es una minimetrópoli cosmopolita con abundantes facetas. En los estrechos callejones hay numerosos boutiques pequeños, tiendas de antigüedades, cafés para estudiantes y restaurantes con ofertas locales y extranjeras.

Los aficionados al arte acuden al "Espace Jean Tinguely et Niki de Saint Phalle" alojado en un antiguo depósito de tranvías. Otras obras de ambos artistas se descubren en el camino de esculturas que atraviesa el centro. El pabellón de arte Fri-Art presenta arte moderno. Los niños estarán entusiasmados por el museo de títeres o el museo de historia natural, excelente desde el punto de vista didáctico.

Vale la pena hacer una excursión a la abadía de Hauterive, un monasterio cisterciense fundado en 1137, antaño también destino de etapa en el Camino de Santiago.

Verano

Fribourg tiende puentes entre la cultura latina y la germana, exactamente igual que entre la lengua francesa y la alemana. Y los puentes también caracterizan la imagen de la ciudad. 15 pasarelas unen la orilla del Saane.

Destacamos

  • Casco antiguo de Friburgo - fachadas góticas, fuentes hermosas así como cafés y restaurantes acogedores que emanan el canto de épocas pasadas.
  • Espace Jean Tinguely et Niki de Saint Phalle - museo dedicado al escultor Jean Tinguely y a su esposa, la artista Niki de Saint Phalle.
  • Catedral St. Nicolas - comenzada conforme a planes arquitectónicos alemanes y concluida según deseos de construcción franceses, con hermosas ventanas de cristal.
  • Funiculaire de Friburgo: este funicular entró en operaciones en 1899 y comunica el casco urbano con la ciudad baja.
  • Gruyères/Greyerz - cerca de Friburgo se halla el pueblo de Greyerz donde puede apreciar la fabricación del famoso queso del mismo nombre en una quesería de demostración.
  • Murten - la pequeña ciudad medieval en la orilla sudoriental del lago Murtensees posee una muralla intacta así como un bonito paseo marítimo con extensa oferta de deportes de invierno.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: