Las montañas de Neuchâtel

Jura & Tres-Lagos

Ciclismo de montaña en el Creux-du-Van, Neuchâtel

Ciclismo de montaña en el Creux-du-Van, Neuchâtel

A Neuchâtel farmstead, in La Corbatière.

A Neuchâtel farmstead, in La Corbatière.

Los oscuros bosques de abetos, las límpidas aguas de los ríos, los profundos lagos y los verdes prados, llenos de belleza en la hermosa estación, trasforman las montañas de Neuchâtel en un pequeño rincón paradisíaco al cubrirse de un manto blanco en invierno. Un verdadero paraíso de los relojes, rico en calor humano, ¡ciudad de moda y abundantes tentaciones!

Pulsar en el mapa para detalles

Compartir contenidos

  • E-mail
  • Print
Gracias por su calificación

Destacamos

  • la relojería: etapa obligatoria en el Watch Valley, las montañas de Neuchâtel ofrecen una colección de maravillas de la precisión conservadas en el Museo internacional de relojería de La Chaux-de-Fonds y en el Museo de relojería de Château des Monts de Le Locle. En la actualidad, esta región alberga prestigiosas industrias de la relojería.
  • el patrimonio arquitectónico: las granjas de Neuchâtel, multitud de muros de piedra seca, los edificios de Le Corbusier, hijo de La Chaux-de-Fonds, una ciudad de planta geométrica, y algún toque de estilo liberty conforman la riqueza arquitectónica todavía por descubrir de la región.
  • aquí la naturaleza se presenta con su mejor apariencia: desde las orillas encantadas y salvajes del río Doubs al Lac des Taillères, que en invierno se transforma en una pista natural de patinaje sobre hielo, la naturaleza está en perfecta sintonía con las formas elegantes y fascinantes del Arco del Jura.
  • las atracciones turísticas ofrecen experiencias culturales en todas las direcciones: viaje al centro de la tierra en los molinos subterráneos de Col-des-Roches; visita al parque zoológico -Bois du Petit Château-, regreso al pasado a través de los museos y una excursión de fábula por las turberas de Les Ponts-de-Martel.
  • deportes y diversión: marcha, ciclismo, mountain bike, deportes acuáticos, canoa, hockey, patinaje, escalada& las montañas de Neuchâtel son un paraíso para los deportistas de todas las categorías.
  • la cultura: manifestaciones populares, festivales explosivos, bistrots cordiales, centros culturales vitales, en definitiva, un verdadero teatro a la italiana.

0 Comentarios

Comentar este artículo

Todos los campos señaldos con * son obligatorios.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: