Val de Travers

Jura & Tres-Lagos

Val-de-Travers

Val-de-Travers

Val-de-Travers

Val-de-Travers

El Val de Travers caracterizado por la industria relojera, se extiende desde el Lago de Neuchatel, atravesando el Jura, hasta la frontera a Francia. Las minas de asfalto y el circo de rocas del Creux du Van pertenecen tanto al Val de Travers como una bodega de espumante, trenes vapor y el tren francés de alta velocidad TGV. La estrella secreta del valle es, no obstante, el aguardiente de ajenjo "Grüne Fee".

Pulsar en el mapa para detalles

Compartir contenidos

Gracias por su calificación

La producción de aguardiente de ajenjo - llamado también "Grüne Fee" - estaba prohibida durante más de 90 años hasta 2005. El aguardiente preparado a finales del siglo XVIII por dos hermanas como medicina revitalizante está viviendo un nuevo auge. Los museos regionales ofrecen abundantes informaciones sobre la fabricación de aguardiente de ajenjo y el arte relojero, el pilar económico más importante del valle.

Durante casi 300 años, hasta 1986, se extrajo asfalto en el Val de Travers, exportándolo a todo el mundo. Así es como se formó todo un laberinto de galerías y pozos subterráneos que puede ser visitado con un guía. Una exquisitez de la región es el jamón cocido en asfalto. También la producción más grande de vino espumante de Suiza está radicada en las bodegas grandes y profundas del antiguo monasterio benedictino St. Pierre de Môtiers.

El paisaje del Val de Travers es caracterizado por bosques de abetos, rocas escarpadas de caliza, los montes del Jura y reservas naturales con abundantes posibilidades de excursiones y visitas. Las «Métaries», viejas granjas alpinas, convertidas en posadas de montaña, acogen con mucho gusto a los excursionistas. Las gargantas de Poëta-Raisse, las grutas de Môtiers y el recorrido del Areuse son testimonio de la fuerza del agua durante muchos siglos, que se abrió un estrecho camino por la roca. Saint-Sulpice acoge un museo ecológico sobre el tema de la fuerza hidráulica.

En Môtiers, el lugar principal del valle, vivía de 1762 a 1765 el famoso filósofo Jean-Jacques Rousseau, antes de huir de los habitantes del valle, escapándose a la isla St. Petersinsel. Su antigua casa es hoy en día museo. Otras atracciones escogidas del Val de Travers son los viajes con vapor los fines de semana en verano o bien los numerosos loipes de esquí de fondo en inviernos en los montes del Jura.

Destacamos

  • Minas de asfalto - descubierta en 1711, la mezcla de betún y caliza fue exportada de 1830 a 1986 a todo el mundo.
  • Creux du Van - un circo espectacular de rocas con reserva natural grande, cabras monteses, jabalíes, tejones, etc.
  • Fuente y garganta del Areuse - recorrido del río desde su fuente suave, pasando por las gargantas bravas hasta el Lago de Neuchatel.
  • Bodegas Mauler Kellereien Môtiers - visita de la preparación de espumante según el método «Methode traditionelle» en un antiguo monasterio benedictino.
  • Taller de secado de ajenjo - impresionante construcción de madera en Boveresse, construida en 1893 para el secado de ajenjo y otras plantas requeridas para la preparación del aguardiente «Grüne Fee», hoy accesible al público.
  • La Brévine - aldea más fría de Suiza («Siberia de Suiza») en un valle vecino al Val de Travers.

Eventos principales

Fiesta de ajenjo - conmemorando el aguardiente, otra vez legalizado, «Grünen Fee» (junio).

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: