Valle del Trient - Vallorcine

Valais

El valle del Trient Vallée du Trient) conecta Martigny en Unterwalls, por encima del poblado fronterizo Le Châtelard, con el conocido centro turístico francés de Chamonix, a los pies del Mont Blanc. El valle del Trient es un paraíso natural intacto, con gargantas, grutas, huellas de dinosaurios y uno de los glaciares más bellos de los Alpes.

Pulsar en el mapa para detalles

Compartir contenidos

Gracias por su calificación

Desde Vernayaz, en la llanura del Ródano, el valle del Trient parece casi inalcanzable. Por este motivo, las angostas vías del ferrocarril de cremallera «Mont-Blanc Express», Martigny - Châtelard – Chamonix, deben superar en angostas curvas los desniveles del valle que conducen hasta la meseta soleada de los pequeños lugares turísticos tradicionales: Salvan, Les Granges, Les Marécottes y Finhaut. Un funicular aéreo permite el acceso a la estación de esquí y senderismo La Creusaz (1777 m), mientras que en el valle un zoológico alpino y una hermosa piscina en las rocas esperan a los turistas.

En la misma entrada está el primer hito del valle del Trient, una garganta de 200 m de profundidad, cerca de Vernayaz, originada por el paso del torrente sobre la roca. Un puente erigido en 1934 conecta las paredes opuestas de la garganta a alturas realmente vertiginosas, mientras que a nivel del agua una espectacular senda para peatones conduce a través de pasarelas de madera ubicadas justo al lado de las paredes de rocas.

Aquí también vale la pena hacer una excursión a la espectacular cascada Pissevache de 114 m de altura y ubicada cerca de Vernayaz. Goethe escribió en el año 1779: «Por fin pudimos admirar la cascada, que merece su fama más que muchas otras». La encantadora Gruta de las ninfas, en la garganta de Tête-Noire (Grotte aux Nymphes / Gorges mystérieuses de Tête-Noire), justo antes de llegar a Le Châtelard, también se puede recorrer a pie a lo largo de un sendero de aventura.

Verano

Una excursión particularmente bella es la que va desde el puerto de montaña Forclaz al majestuoso glaciar Trient, que está considerado como uno de los más hermosos de los Alpes. En el siglo XIX se volaron del glaciar varios bloques de hielo para posteriormente trasladarlos en ferrocarril a las grandes ciudades francesas. La excursión conduce a lo largo de los antiguos y reparados Suonen (canales de regadío).

En Le Châtelard espera otra aventura: uno de los funiculares más empinados del mundo, con una pendiente de más de 87%, a continuación un ferrocarril de vía estrecha con minúsculos vagones panorámicos y un breve telesquí al aire libre, todos los cuales llevan hasta el paraíso natural y de senderismo de las presas de Emosson. En el lugar, se puede disfrutar de un hermoso panorama del Mont Blanc y de la alta montaña de Trient. Los amantes de los dinosaurios podrán encontrar aquí huellas en el embalse superior.

Destacamos

  • Mont-Blanc Express: La conexión de ferrocarril de vía estrecha más espectacular desde Martigny hasta Chamonix (F), a través del valle del Trient.
  • Embalse y tren de Emosson: Un funicular extremadamente empinado y un pequeño ferrocarril de vía estrecha conducen al embalse a 1930 m. Hermosa vista sobre el Mont-Blanc.
  • Garganta del Trient: Garganta de 200 m de profundidad en Vernayaz, cavada por el curso del Trient en la roca. Puente de hormigón pretensado del año 1934 y a 187 m de altura. Espectacular ruta a nivel del agua y paraíso de la escalada.
  • Glaciar del Trient: Glaciar de particular belleza en la ladera norte del macizo del Mont-Blanc. Tiene una longitud de 4,5 km y cubre un área de 6 km2.
  • Piscina Les Marécottes: Piscina natural enclavada entre paredes de granito.
  • Zoológico alpino de Les Marécottes-Salvan: Hogar de los animales salvajes nativos. Incluye lobos, zorros, osos negros, jabalíes, gamuzas y pájaros exóticos.

0 Comentarios

Comentar este artículo

Todos los campos señaldos con * son obligatorios.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: