El Klausschellen en la región de Glaris (GL)

Glarnerland

6 de diciembre

El 6 de diciembre, o un día próximo, los alumnos de la mayor parte de los municipios de Glaris recorren sus pueblos haciendo resonar campanillas grandes y pequeñas, a veces rítmicamente, otras veces armando un alboroto confuso e indefinido. El sonido de las campanillas les recuerda a los habitantes que en este día deberían ofrecer una dádiva, casi siempre en forma de productos alimentarios que se entregan en el umbral de la puerta.

Pulsar en el mapa para detalles

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
Esta costumbre se remonta a la época de la industrialización, que en la región de Glaris empezó de manera muy temprana, sobre todo la textil. El hecho de ir tocando de puerta en puerta, pidiendo dádivas, era una prerrogativa de los niños de la clase obrera, que tenían así la ocasión de complementar sus pobres raciones alimenticias. Esa barrera social desapareció y, hoy en día, la participación es generalizada entre los niños que cursan desde el cuarto año en adelante.

Hay que decir que, a pesar de la proximidad de los diferentes pueblos, esta tradición se diferencia respecto a la fecha, a la hora del día y a las formas en la que se desarrolla. Esta variedad, además de reflejar un desarrollo separado en cada pueblo, también se debe al deseo de sobresalir sobre las poblaciones aledañas.



0 Comentarios

Comentar este artículo

Todos los campos señaldos con * son obligatorios.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: