De primera: Männlichen.

Wengen

En el paraíso del esquí: Las amplias laderas del Männlichen son perfectas para disfrutar del esquí y el snowboard. En las modernas instalaciones, la espera es mínima y la comodidad, máxima.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
De ellas también gozan quienes van en trineo antes del descenso del Männlichen a Holenstein: 45 minutos de curvas y bajadas que no se acaban en un estado impecable. En medio de uno de los paisajes de montaña más imponentes del mundo. Y mientras los pequeños se lo pasan en grande en su propio paraíso, los mayores se deleitan con las románticas excursiones por el paisaje nevado.

Información

Lo mejor.

Se dice que desde ningún otro punto la panorámica de la tríada Eiger, Mönch y Jungfrau es tan impactante como desde el Männlichen. Y el sitio más cómodo para mirar es una tumbona delante del bar Spycher.



0 Comentarios

Comentar este artículo

Todos los campos señaldos con * son obligatorios.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: