Hotel de montaña Schynige Platte, 1967m

Un mirador como el Schynige Platte entre el lago Brienzersee y la montaña del Jungfrau exige no sólo un restaurante en el pico sino también un hotel. más

Chillon

Refugio Männdlenen

En este refugio, la pareja de guardas recibe a los viajeros que recorren uno de los clásicos del senderismo en la región del monte Jungfrau:... más

Refugio Männdlenen
Eiger, Mönch y Jungfrau a un vistazo

Eiger, Mönch y Jungfrau a un vistazo

La excursión en altura desde la meseta Schynigen Platte por el pico Faulhorn al First se cuenta entre las rutas clásicas del Oberland bernés más

Hotel de montaña Schynige Platte, 1967m

Un mirador como el Schynige Platte entre el lago Brienzersee y la montaña del Jungfrau exige no sólo un restaurante en el pico sino también un hotel.

Un mirador como el Schynige Platte entre el lago Brienzersee y la montaña del Jungfrau exige no sólo un restaurante en el pico sino también un hotel.

Refugio Männdlenen

En este refugio, la pareja de guardas recibe a los viajeros que recorren uno de los clásicos del senderismo en la región del monte Jungfrau: Schynige Platte – Männdlenen – Faulhorn. La encantadora casa, con terraza para tomar el sol, está ubicada a 2344 m de altura y cuenta con 30 plazas provistas de edredones. Ascenso a través de diversas rutas que toman entre 3 y 7,5 h. Guardado desde mediados de junio hasta mediados de octubre. Alojamiento con desayuno o media pensión.

En este refugio, la pareja de guardas recibe a los viajeros que recorren uno de los clásicos del senderismo en la región del monte Jungfrau: Schynige Platte – Männdlenen – Faulhorn.

Eiger, Mönch y Jungfrau a un vistazo

La excursión en altura desde la meseta Schynigen Platte por el pico Faulhorn al First se cuenta entre las rutas clásicas del Oberland bernés

La excursión en altura desde la meseta Schynigen Platte por el pico del Faulhorn al First se cuenta entre las excursiones panorámicas más espectaculares del Oberland bernés. En toda la excursión nos acompaña un panorama espectacular. La vista desde el pico Faulhorn es increíble. Abajo vemos las aguas turquesas del Brienzersee, mientras que en el otro lado el horizonte es delimitado por Eiger, Mönch y Jungfrau.