Galería de ensayo Hagerbach AG

Aquí se realizan desde 1970 en cooperación con universidades y organizaciones privadas del interior y del extranjero trabajos de ensayo, investigación y desarrollo para la construcción de túneles bajo condiciones reales. El entorno extraordinario con su ambiente muy especial se presta de manera... más

Chillon

Grutas Höllgrotten

Descubra las cuevas de estalactitas y estalagmitas singulares en el mundo en el barranco Lorzentobel cerca de Baar. Con sus estatuas extrañas y... más

Grutas Höllgrotten
St. Beatus-Höhlen – Dragones y santos

St. Beatus-Höhlen – Dragones y santos

Se dice que hace 1900 años un terrible dragón hacía de las suyas en una enorme cueva a orillas del lago de Thun hasta la llegada de Beatus, un... más

Galería de ensayo Hagerbach AG

Aquí se realizan desde 1970 en cooperación con universidades y organizaciones privadas del interior y del extranjero trabajos de ensayo, investigación y desarrollo para la construcción de túneles bajo condiciones reales. El entorno extraordinario con su ambiente muy especial se presta de manera ideal también para celebrar conferencias, seminarios, actos de empresas y presentaciones.

Grutas Höllgrotten

Descubra las cuevas de estalactitas y estalagmitas singulares en el mundo en el barranco Lorzentobel cerca de Baar. Con sus estatuas extrañas y fascinantes, los Höllgrotten encantan a jóvenes y viejos.

Descubra las cuevas de estalactitas y estalagmitas singulares en el mundo en el barranco Lorzentobel cerca de Baar. Con sus estatuas extrañas y fascinantes, los Höllgrotten encantan a jóvenes y viejos.

St. Beatus-Höhlen – Dragones y santos

Se dice que hace 1900 años un terrible dragón hacía de las suyas en una enorme cueva a orillas del lago de Thun hasta la llegada de Beatus, un monje errante proveniente de Irlanda que logró expulsarlo definitivamente del lugar. Ahora es posible visitar el maravilloso mundo de las cavernas con toda tranquilidad y sin ningún peligro.

Se dice que hace 1900 años un terrible dragón hacía de las suyas en una enorme cueva a orillas del lago de Thun hasta la llegada de Beatus, un monje errante proveniente de Irlanda que logró expulsarlo definitivamente del lugar. Ahora es posible visitar el maravilloso mundo de las cavernas con toda tranquilidad y sin ningún peligro.