San Gotardo – Nostalgia en la Tremola

Las imponentes dimensiones del macizo del San Gotardo lograron hacer a un lado incluso a los romanos. No fue sino hasta el 1200 que se inició el despegue de este puerto de montaña con la construcción del puente sobre la Garganta de Schöllenen (Schöllenenschlucht), entre Göschenen y Andermatt. Hoy... más

Chillon

Pilatus, 2132m

En el Pilatus, los huéspedes podrán elegir entre dos hoteles. La pernoctación a gran altura es rematada por el espectáculo de la salida del sol. más

Pilatus, 2132m
Rothorn de Brienz – vapor en la montaña

Rothorn de Brienz – vapor en la montaña

El Brienzer Rothorn era ya en el siglo XIX uno de los miradores más famosos de Berna Oberland. Hasta su cima se accede en un nostálgico tren... más

San Gotardo – Nostalgia en la Tremola

Las imponentes dimensiones del macizo del San Gotardo lograron hacer a un lado incluso a los romanos. No fue sino hasta el 1200 que se inició el despegue de este puerto de montaña con la construcción del puente sobre la Garganta de Schöllenen (Schöllenenschlucht), entre Göschenen y Andermatt. Hoy en día, el Paso de San Gotardo es la conexión más importante entre el Norte y el Sur.

Las imponentes dimensiones del macizo del San Gotardo lograron hacer a un lado incluso a los romanos. No fue sino hasta el 1200 que se inició el despegue de este puerto de montaña con la construcción del puente sobre la Garganta de Schöllenen (Schöllenenschlucht), entre Göschenen y Andermatt. Hoy en día, el Paso de San Gotardo es la conexión más importante entre el Norte y el Sur.

Pilatus, 2132m

En el Pilatus, los huéspedes podrán elegir entre dos hoteles. La pernoctación a gran altura es rematada por el espectáculo de la salida del sol.

En el Pilatus, los huéspedes podrán elegir entre dos hoteles. La pernoctación a gran altura es rematada por el espectáculo de la salida del sol.

Rothorn de Brienz – vapor en la montaña

El Brienzer Rothorn era ya en el siglo XIX uno de los miradores más famosos de Berna Oberland. Hasta su cima se accede en un nostálgico tren cremallera propulsado por una locomotora a vapor que necesita alrededor de media hora para superar una diferencia de altura de 1678 m.

Llegamos resoplando a Brienz y partimos enseguida de Sörenberg. Por la cara sur, en tren de vapor desde 1892 y desde el norte, con el teleférico. Pero la vista panorámica desde la cima, a 2350 m, sigue igual: fascinante.