Romantik Hotel Villa Carona

En el pueblo de artistas Carona, que se remonta a una historia de más de 1000 años y en la que vivía durante largos años el autor Hermann Hesse, se halla esta casa patricia del Ticino amueblada completamente con muebles antiguos. más

Chillon

Idyllhotel Appenzellerhof

El hotel bajo dirección personal se remonta a una tradición hospitalaria de casi 300 años, ofreciendo hoy un confort moderno y un ambiente... más

Idyllhotel Appenzellerhof
Romantik Hotel Schönegg

Romantik Hotel Schönegg

Gran amor por los detalles: para conservar su autenticidad y su encanto exclusivo, el Romantik Hotel Schönegg fue renovado con madera antigua y... más

Romantik Hotel Villa Carona

En el pueblo de artistas Carona, que se remonta a una historia de más de 1000 años y en la que vivía durante largos años el autor Hermann Hesse, se halla esta casa patricia del Ticino amueblada completamente con muebles antiguos.

El Romantik- und Swiss Historic Hotel es un oasis del bienestar cerca de Lugano bajo dirección personal. En la casa patricia construida hace 200 años, cada habitación está diseñada en estilo individual y dotada de muebles antiguos. Jardín hermoso de ensueño y acogedor Ristorante La Sosta con ambiente romántico y una cocina mediterránea ligera. Renovación constante y cuidadosa, teniendo en cuenta el sustrato histórico del lugar.

Idyllhotel Appenzellerhof

El hotel bajo dirección personal se remonta a una tradición hospitalaria de casi 300 años, ofreciendo hoy un confort moderno y un ambiente extraordinario y relajante.

El hotel bajo dirección personal se remonta a una tradición hospitalaria de casi 300 años, ofreciendo hoy un confort moderno y un ambiente extraordinario y relajante. La cocina confía de manera consecuente en productos orgánicos, siendo distinguida varias veces. En la bodega hay un gran surtido de vinos orgánicos y otros vinos suizos de primera categoría. En su sección del bienestar, el Idyllhotel Appenzellerhof presenta varias ofertas de ayurveda.

Romantik Hotel Schönegg

Gran amor por los detalles: para conservar su autenticidad y su encanto exclusivo, el Romantik Hotel Schönegg fue renovado con madera antigua y dotada de antigüedades selectas.

Gran amor por los detalles: para conservar su autenticidad y su encanto exclusivo, el Romantik Hotel Schönegg fue renovado con madera antigua y dotada de antigüedades selectas. Desde sus habitaciones, los huéspedes disfrutan de una vista panorámica espectacular, mientras que en el restaurante puede disfrutar a la luz de velas de las exquisiteces de la cocina. Es, dicho sea de paso, el único hotel en Wengen que no acoge grupos. Con ello, es un auténtico "oasis" de individualistas.