Hotel Privata

El pequeño y encantador hotel se halla directamente en la plaza del pueblo de Sils, un pintoresco pueblo de la Engadina. más

Chillon

Hotel Alpenblick

Familiar y totalmente acogedor: el «Alpenblick» ofrece habitaciones confortables, en su mayoría para no fumadores, con balcón. más

Hotel Alpenblick
Hotel Beausite

Hotel Beausite

El hotel fue construido en 1830 al típico estilo suizo de chalet, siendo hasta el día de hoy una auténtica joya de encanto incomparable. más

Hotel Privata

El pequeño y encantador hotel se halla directamente en la plaza del pueblo de Sils, un pintoresco pueblo de la Engadina.

Hotel construido en el típico estilo de la Engadina y situado a la entrada del valle de Fex, cerca de la estación de esquí, las pistas de esquí de fondo y los senderos para excursiones. 25 habitaciones sin TV (se puede alquilar). Dos salas de estar con chimenea y bar. Cocina mediterránea, agua Grander. WLAN Gratis, radio DAB. En verano transporte público y ferrocarril de montaña incluido. En invierno, forfait para toda la Alta Engadina con transporte público incluido.

Hotel Privata
Pulsar en el mapa para detalles

Hotel Alpenblick

Familiar y totalmente acogedor: el «Alpenblick» ofrece habitaciones confortables, en su mayoría para no fumadores, con balcón.

Familiar y totalmente acogedor: el «Alpenblick» ofrece habitaciones confortables, en su mayoría para no fumadores, con balcón. Quien mira hacia el Sur, podrá incluso ver el Monte Cervino. En el restaurante con su cocina burguesa se sirve una surtido impresionante de vinos de la región. También en la soleada terraza adornada de flores puede disfrutar de exquisiteces culinarias y del hermoso aire de montaña. Los clientes del hotel pueden acudir asimismo a un moderno gimnasio con sauna/sanario.

Hotel Alpenblick
Pulsar en el mapa para detalles

Hotel Beausite

El hotel fue construido en 1830 al típico estilo suizo de chalet, siendo hasta el día de hoy una auténtica joya de encanto incomparable.

El hotel fue construido en 1830 al típico estilo suizo de chalet, siendo hasta el día de hoy una auténtica joya de encanto incomparable. La casa se halla en la calle Seestrasse, por la que antaño Johann Wolfgang Goethe se hizo llevar en coche de caballos a Interlaken. El «Beausite» está a sólo cinco minutos del centro, ofreciendo desde la sencilla habitación individual hasta la habitación doble de lujo el confort acertado para cualquier necesidad. Y por doquiera hay un ambiente acogedor y abundantes vistas panorámicas.

Hotel Beausite
Pulsar en el mapa para detalles