Los molinos de las cuevas de “Col-des-Roches”

Cuando los ríos y riachuelos corren lentamente por la superficie el uso de la energía hidráulica resulta casi imposible. Por este motivo, los habitantes del Valle de Le Locle se decidieron a utilizar los cursos de agua subterráneos y crearon los molinos de las cuevas de “Col-des-Roches”. más

Chillon

Hotel frutt Family Lodge

Inaugurado a finales de 2015. Cuatro interesantes edificios se alzan como monolitos junto al lago. más

Hotel frutt Family Lodge
Ebenalp y Wildkirchli

Ebenalp y Wildkirchli

La Ebenalp fue visitada incluso por los hombres de Neandertal. En el lugar hay tres cuevas en las cuales se ha comprobado que habitaron hombres... más

Los molinos de las cuevas de “Col-des-Roches”

Cuando los ríos y riachuelos corren lentamente por la superficie el uso de la energía hidráulica resulta casi imposible. Por este motivo, los habitantes del Valle de Le Locle se decidieron a utilizar los cursos de agua subterráneos y crearon los molinos de las cuevas de “Col-des-Roches”.

Cuando los ríos y riachuelos corren lentamente por la superficie el uso de la energía hidráulica resulta casi imposible. Por este motivo, los habitantes del Valle de Le Locle se decidieron a utilizar los cursos de agua subterráneos y crearon los molinos de las cuevas de “Col-des-Roches”.

Hotel frutt Family Lodge

Inaugurado a finales de 2015. Cuatro interesantes edificios se alzan como monolitos junto al lago.

Inaugurado a finales de 2015. Cuatro interesantes edificios se alzan como monolitos junto al lago. 47 habitaciones familiares y suites inundadas de luz. Impresionantes vistas de las montañas. Muy cerca de la estación de esquí. Zona de senderismo en la misma puerta. Los clientes disfrutan de todos los servicios del cercano hotel principal: restaurantes, cine, lounge, bares y spa con zona wellness.

Ebenalp y Wildkirchli

La Ebenalp fue visitada incluso por los hombres de Neandertal. En el lugar hay tres cuevas en las cuales se ha comprobado que habitaron hombres prehistóricos. Hoy en día allí mismo hay un restaurante de montaña, un altar cerca de las cuevas Wildkirchli y un teleférico conduce cómodamente a los pastos alpinos ubicados inmediatamente sobre ella.

Los hombres de Neandertal ya estuvieron aquí. Actualmente, el teleférico sobrevuela los abruptos peñascos con las cuevas en otro tiempo habitadas hasta el Ebenalp, punto de partida de numerosas excursiones.