Titlis – Disfrutar de la nieve en verano

El teleférico del monte Titlis ofrece una de las vistas más espectaculares a las cimas y glaciares de los Alpes. En los últimos 600 metros, el teleférico gira en 360° lo que permite tener una vista panorámica ilimitada del paisaje alpino más

Chillon

Rigi – la reina de las montañas

El tren desde Vitznau supera en un trayecto de 6975 metros una diferencia de altura de 1313 metros - mientras que aquel desde Arth-Goldau recorre... más

Rigi – la reina de las montañas
La cresta de Gorner – en el centro y adentro

La cresta de Gorner – en el centro y...

Un mundo de experiencias grandiosas por encima de Zermatt, a 3.089 m s.n.m.: Su silueta se alza imponente sobre el cielo de fondo. El monte... más

Titlis – Disfrutar de la nieve en verano

El teleférico del monte Titlis ofrece una de las vistas más espectaculares a las cimas y glaciares de los Alpes. En los últimos 600 metros, el teleférico gira en 360° lo que permite tener una vista panorámica ilimitada del paisaje alpino

La góndola Rotair gira una vez sobre su propio eje suspendida sobre el glaciar. La sección superior del teleférico Tiflis es sencillamente espectacular.

Rigi – la reina de las montañas

El tren desde Vitznau supera en un trayecto de 6975 metros una diferencia de altura de 1313 metros - mientras que aquel desde Arth-Goldau recorre un trayecto de 8851 metros con nada menos que 1234 metros de altura.

Como si de una península se tratara, la montaña mirador más visitada de Suiza central se levanta algo adelantada en el límite de los Prealpes y entre tres lagos: el de los Cuatro Cantones, el de Zug y el de Lauerz. Nota: a la Rigi incluso puede subir gratuitamente con el Swiss Pass & Co.

La cresta de Gorner – en el centro y adentro

Un mundo de experiencias grandiosas por encima de Zermatt, a 3.089 m s.n.m.: Su silueta se alza imponente sobre el cielo de fondo. El monte Cervino, emblema nacional, resta espectacularidad a los 37 picos de cuatro mil metros que lo circundan. El aire puro garantiza una panorámica amplia y sin obstáculos. Y el ferrocarril del Gornergrat le llevará hasta allí. Nunca estará tan cerca del cielo como en Zermatt.

La arista rocosa entre el glaciar de Findelen y el de Gorner, 1500 m por encima de Zermatt, entre más de veinte cuatromiles. El tren de cremallera circula desde hace más de cien años y hoy lo hace cada 24 minutos.