Charmey

Charmey se halla en pleno centro de la región del Greyerzerland, en un paisaje prealpino intacto en el cantón de Friburgo. La variada oferta para familias, deportistas e interesados en la cultura convierte a la aldea tradicional de montaña en un popular destino turístico de verano e invierno. Muy... más

Chillon

Del Mont Soleil al Mont Crosin

Con la central eólica en el Mont Crosin y la central solar en el Mont Soleil, el Jura de Berna acoge uno de los centros más importantes de Europa... más

Del Mont Soleil al Mont Crosin
Belalp – el glaciar Aletsch desde delante

Belalp – el glaciar Aletsch desde...

En un trayecto de 1767 metros, el teleférico Blatten - Belalp supera un desnivel de 763 metros, llevándonos a una zona que permite disfrutar de una... más

Charmey

Charmey se halla en pleno centro de la región del Greyerzerland, en un paisaje prealpino intacto en el cantón de Friburgo. La variada oferta para familias, deportistas e interesados en la cultura convierte a la aldea tradicional de montaña en un popular destino turístico de verano e invierno. Muy cerca está la pequeña y pintoresca ciudad de Greyerz y el centor regional de Bulle.

Charmey se halla en pleno centro de la región del Greyerzerland, en un paisaje prealpino intacto en el cantón de Friburgo. En el nuevo balneario wellness y termal de Charmey puede disfrutar de las atracciones y relajar.

Del Mont Soleil al Mont Crosin

Con la central eólica en el Mont Crosin y la central solar en el Mont Soleil, el Jura de Berna acoge uno de los centros más importantes de Europa de energías renovables. Sendero temático fascinante del Mont Crosin al Mont Soleil o en dirección opuesta (2h).

En el Mont Soleil se opera una central solar fotovoltaica. En el Mont Crosin se hallan turbinas de viento.

Belalp – el glaciar Aletsch desde delante

En un trayecto de 1767 metros, el teleférico Blatten - Belalp supera un desnivel de 763 metros, llevándonos a una zona que permite disfrutar de una vista de conjunto de la región entera del Aletsch.

Construido en los albores del turismo de montaña, en 1858, el Hotel Belalp con su capilla se encuentra en el punto exacto desde el que se ve la cara frontal del glaciar Aletsch.