Tüfelsschlucht

Tüfelsschlucht

El acceso al Tüfelsschlucht está en medio del pueblo. Allí se inicia una senda fácil de recorrer, que asciende serpenteando hasta la cima del monte Allerheiligenberg y pasa por puentes, pasarelas, cuevas y grietas de considerable anchura.más

«Tête noir» Schlucht

«Tête noir» Schlucht

Un circuito lo conducirá desde Tête-Noire hasta las Gorges Mystérieuses, las gargantas misteriosas. más

Barranco Twingi

Barranco Twingi

Antaño, el camino por el barranco Twingi solía en invierno ser muy...más

Tüfelsschlucht

El acceso al Tüfelsschlucht está en medio del pueblo. Allí se inicia una senda fácil de recorrer, que asciende serpenteando hasta la cima del monte Allerheiligenberg y pasa por puentes, pasarelas, cuevas y grietas de considerable anchura.

El acceso al Tüfelsschlucht está en medio del pueblo. Allí se inicia una senda fácil de recorrer, que asciende serpenteando hasta la cima del monte Allerheiligenberg y pasa por puentes, pasarelas, cuevas y grietas de considerable anchura.

«Tête noir» Schlucht

Un circuito lo conducirá desde Tête-Noire hasta las Gorges Mystérieuses, las gargantas misteriosas.

Un circuito lo conducirá desde Tête-Noire hasta las Gorges Mystérieuses, las gargantas misteriosas.

Kraftwerke Sarganserland AG

La central eléctrica Kraftwerke Sarganserland AG se encarga de generar, de manera ajustada a las necesidades, valores máximos de energía.

Barranco Twingi

Antaño, el camino por el barranco Twingi solía en invierno ser muy peligroso. Hasta la construcción del túnel entre Ausserbinn y Binn (1965), el valle autónomo estaba incomunicado en invierno durante semanas frente al mundo exterior. Hoy, el camino viejo ofrece a los ciclistas y los excursionistas a pie una experiencia paisajista espectacular. Con sus túneles, los muros de apoyo y de contención representa un monumento impresionante desde otra época.

Antaño, el camino por el barranco Twingi solía en invierno ser muy peligroso. Hasta la construcción del túnel entre Ausserbinn y Binn (1965), el valle autónomo estaba incomunicado en invierno durante semanas frente al mundo exterior.