Funicular de Gelmer – en pendiente hasta el lago de Gelmer

Funicular de Gelmer – en pendiente hasta el lago de Gelmer

El Gelmerbahn es el funicular más empinado de Europa con una inclinación de 106%. El viaje en los vagones abiertos permite ascender al Gelmersee ubicado a 1860 m de altura. La región que rodea a este embalse es el punto de partida para una serie...más

Diavolezza – sobre los glaciares

Diavolezza – sobre los glaciares

La Diavolezza (“Diabla” en italiano) es una de las montañas favoritas de la Engadina. La leyenda cuenta que hace mucho tiempo una hermosa hada de las montañas desviaba a los hombres de su camino, los cuales desaparecían después para siempre. Pese...más

San Salvatore – el «Pan de Azúcar»

San Salvatore –...

El Pan de Azúcar de Lugano es el monte San Salvatore. Hasta su cumbre se...más

Monte Pilatus – Puesto avanzado en los Alpes

Monte Pilatus –...

La aventura en el Pilatus comienza ya desde la prometedora llegada, por...más

Funicular de Gelmer – en pendiente hasta el lago de Gelmer

El Gelmerbahn es el funicular más empinado de Europa con una inclinación de 106%. El viaje en los vagones abiertos permite ascender al Gelmersee ubicado a 1860 m de altura. La región que rodea a este embalse es el punto de partida para una serie de excursiones y tours de montaña.

Quien busque emociones fuertes las encontrará aquí, en el valle de Hasli junto al paso de Grimsel más próximo a Berna. Una pendiente de un 106 % máximo convierte este funicular monovagón en el más empinado de Europa. Sin lugar a dudas.

Diavolezza – sobre los glaciares

La Diavolezza (“Diabla” en italiano) es una de las montañas favoritas de la Engadina. La leyenda cuenta que hace mucho tiempo una hermosa hada de las montañas desviaba a los hombres de su camino, los cuales desaparecían después para siempre. Pese a todo, la Diavolezza en sí es una hermosa tentación.

Un impresionante paisaje desde el Piz Palü pasando por la cordillera Bellavista hasta el Piz Bernina. Simplemente para contemplar o para realizar alguna actividad, seis kilómetros antes del paso de Bernina el teleférico sube al mirador situado en los glaciares, hasta casi 3000 metros.

San Salvatore – el «Pan de Azúcar»

El Pan de Azúcar de Lugano es el monte San Salvatore. Hasta su cumbre se llega cómodamente en un funicular o a través de la vía ferrata más difícil de Suiza. Y a 912 m de altura, el panorama es simplemente espectacular.

Es la montaña de Lugano: el «Pan de Azúcar» San Salvatore. Esta pronunciada montaña al sur de la ciudad ofrece una variada panorámica de 360° sobre el lago, hacia la inmensidad al sur y de los Alpes al oeste. El funicular a esta montaña simbólica de Lugano sale de Paradiso.

Monte Pilatus – Puesto avanzado en los Alpes

La aventura en el Pilatus comienza ya desde la prometedora llegada, por ejemplo, como parte del circuito “Goldene Rundfahrt”, que lo lleva en barco desde Lucerna a Alpnachstad. El viaje sigue a continuación en el ferrocarril de cremallera más empinado del mundo (48%) hasta Pilatus Kulm, el histórico y romántico Hotel Pilatus–Kulm (construido en 1890) con su encantadora terraza soleada y el panorama alpino único.

El monte Pilatus de 2119 metros es el mirador de la ciudad de Lucerna. Estar suspendido en el aire con el teleférico igual que en la cabina de un helicóptero, o desplazarse en el ferrocarril de cremallera histórico más empinado del mundo con una inclinación máxima del 48 %, atravesando bosques y despeñaderos... Así son los contrastes que ofrece el Pilatus.