Emosson – ferrocarriles y embalse

Emosson – ferrocarriles y embalse

Tres ferrocarriles de montaña fuera de lo común conducen hasta la presa Emosson. No obstante, la espectacularidad del recorrido comienza con el mismo viaje en el ferrocarril que va de Martigny a Chamonix a través de una agreste garganta.más

Brienzer Rothorn, 2266m

Brienzer Rothorn, 2266m

No es fácil acceder al hotel. No es posible ni en coche, ni tampoco en tren. Sólo el tren de cremallera Brienzer Rothorn Zahnradbahn con su locomotora de vapor es capaz de superar el trayecto escarpado.más

Brienzer Rothorn

Brienzer Rothorn

El Rothorn de Brienz está rodeado de montañas de tres mil y cuatro mil...más

Ebenalp y Wildkirchli

Ebenalp y...

La Ebenalp fue visitada incluso por los hombres de Neandertal. En el...más

Emosson – ferrocarriles y embalse

Tres ferrocarriles de montaña fuera de lo común conducen hasta la presa Emosson. No obstante, la espectacularidad del recorrido comienza con el mismo viaje en el ferrocarril que va de Martigny a Chamonix a través de una agreste garganta.

Cuatro interesantes ferrocarriles conducen al embalse de Emosson. La aventura comienza en Martigny, pasa por el pronunciado valle de Trient y finaliza en la presa, de 180 metros de altura.

Brienzer Rothorn, 2266m

No es fácil acceder al hotel. No es posible ni en coche, ni tampoco en tren. Sólo el tren de cremallera Brienzer Rothorn Zahnradbahn con su locomotora de vapor es capaz de superar el trayecto escarpado.

No es fácil acceder al hotel. No es posible ni en coche, ni tampoco en tren. Sólo el tren de cremallera Brienzer Rothorn Zahnradbahn con su locomotora de vapor es capaz de superar el trayecto escarpado.

Brienzer Rothorn

El Rothorn de Brienz está rodeado de montañas de tres mil y cuatro mil metros. Los madrugadores podrán presenciar una maravillosa salida del sol entre las montañas. Teleférico aéreo desde Sörenberg, mientras que desde Brienz sale el único tren vapor de cremallera de Suiza, operado según un horario fijo. Varias posibilidades para exposiciones con diferente perfil de exigencias o bien una travesía al puerto de montaña Brünigpass. Duración: 4,5 horas.

Ebenalp y Wildkirchli

La Ebenalp fue visitada incluso por los hombres de Neandertal. En el lugar hay tres cuevas en las cuales se ha comprobado que habitaron hombres prehistóricos. Hoy en día allí mismo hay un restaurante de montaña, un altar cerca de las cuevas Wildkirchli y un teleférico conduce cómodamente a los pastos alpinos ubicados inmediatamente sobre ella.

Los hombres de Neandertal ya estuvieron aquí. Actualmente, el teleférico sobrevuela los abruptos peñascos con las cuevas en otro tiempo habitadas hasta el Ebenalp, punto de partida de numerosas excursiones.