Monasterio Fischingen

Monasterio Fischingen

Fischingen es el único monasterio habitado por monjes de Turgovia. Tiene siete miembros que cultivan la vida monástica de acuerdo con la regla ‘ora et labora’ (ora y trabaja) transmitida por San Benito. La comunidad de monjes benedictinos alberga...más

Fortaleza de Vitznau

Fortaleza de Vitznau

Descubra el secreto a voces del ejército suizo en el macizo de Rigi, en Vitznau.más

Convento de las Agustinas Santa María

Convento de las...

El Convento Antiguo, el lugar de origen de las agustinas de S. M....más

Convento friburgués de Romont

Convento...

Como un puerto de bienvenida, el convento friburgués de Romont ofrece a...más

Monasterio Fischingen

Fischingen es el único monasterio habitado por monjes de Turgovia. Tiene siete miembros que cultivan la vida monástica de acuerdo con la regla ‘ora et labora’ (ora y trabaja) transmitida por San Benito. La comunidad de monjes benedictinos alberga consigo a los huéspedes que desean participar por un tiempo determinado con los monjes en la vida monástica, aunque esta posibilidad está abierta sólo a los hombres.

Fischingen es el único monasterio habitado por monjes de Turgovia.

Fortaleza de Vitznau

Descubra el secreto a voces del ejército suizo en el macizo de Rigi, en Vitznau.

Descubra el secreto a voces del ejército suizo en el macizo de Rigi, en Vitznau.

Convento de las Agustinas Santa María

El Convento Antiguo, el lugar de origen de las agustinas de S. M. Presentata di Poschiavo, es un oasis de paz, tranquilidad y recogimiento: un lugar ideal para escapar del estrés diario. Tras una restauración conforme a los tiempos, el Convento Antiguo es ahora un lugar de encuentro para grupos, asociaciones y centros de formación en el área de la educación religiosa y cultural.

El Convento Antiguo, el lugar de origen de las agustinas de S. M. Presentata di Poschiavo, es un oasis de paz, tranquilidad y recogimiento: un lugar ideal para escapar del estrés diario.

Convento friburgués de Romont

Como un puerto de bienvenida, el convento friburgués de Romont ofrece a las huéspedes que van pasando la posibilidad de refrescarse en la fuente de la tranquilidad. Aquí está el lugar ideal para todos aquellos que buscan lo esencial y que desean reencontrar a Dios. Aquí uno descansa algo aislado en un oasis de paz y alegría.

Como un puerto de bienvenida, el convento friburgués de Romont ofrece a las huéspedes que van pasando la posibilidad de refrescarse en la fuente de la tranquilidad.