Alimentarium – Museo de la Alimentación

Alimentarium – Museo de la Alimentación

En 1839 un farmacéutico alemán se mudó a Vevey, en la suiza francesa, cambiando su nombre de Heinrich Nestle a Henri Nestlé. Su empresa, hoy conocida en el mundo entero, creó el Alimentarium, un museo de la alimentación.más

Fábrica de Chocolates Cailler

Fábrica de Chocolates Cailler

El recorrido del visitante está íntimamente orientado a la identidad de Cailler of Switzerland y promete una variada experiencia.más

Ruta del vino Mendrisiotto

Ruta del vino...

Ruta del vino Mendrisiottomás

Bündner Bergkäse

Bündner Bergkäse

Typical of the Grisons and no secret at all

A primal, natural...más

Alimentarium – Museo de la Alimentación

En 1839 un farmacéutico alemán se mudó a Vevey, en la suiza francesa, cambiando su nombre de Heinrich Nestle a Henri Nestlé. Su empresa, hoy conocida en el mundo entero, creó el Alimentarium, un museo de la alimentación.

En 1839 un farmacéutico alemán se mudó a Vevey, en la suiza francesa, cambiando su nombre de Heinrich Nestle a Henri Nestlé. Su empresa, hoy conocida en el mundo entero, creó el Alimentarium, un museo de la alimentación.

Fábrica de Chocolates Cailler

El recorrido del visitante está íntimamente orientado a la identidad de Cailler of Switzerland y promete una variada experiencia.

El recorrido del visitante está íntimamente orientado a la identidad de Cailler of Switzerland y promete una variada experiencia. Delicado, sensual y poético: así se presenta el universo de esta marca de chocolate con una estética transparente, con brillos y juegos de luz.

Ruta del vino Mendrisiotto

Ruta del vino Mendrisiotto

Una ruta que nos lleva a través del Mendrisiotto, una tradicional región vitícola, rica en testimonios históricos y artísticos y en medio de un paisaje impresionante.

Bündner Bergkäse

Typical of the Grisons and no secret at all

A primal, natural original product made into cheese by hand according to a tried and tested recipe in selected dairies at above 1’000 metres altitude. Its first-class character only fully develops after the journey down into the valley and a ripening time of up to 9 months.

Typical of the Grisons and no secret at all

Bündner Bergkäse is made from pure, aromatic mountain milk in Alpine dairies at above 1’000 meters altitude.