St. Beatus-Höhlen – Dragones y santos

St. Beatus-Höhlen – Dragones y santos

Se dice que hace 1900 años un terrible dragón hacía de las suyas en una enorme cueva a orillas del lago de Thun hasta la llegada de Beatus, un monje errante proveniente de Irlanda que logró expulsarlo definitivamente del lugar. Ahora es posible visitar el maravilloso mundo de las cavernas con...más

Excursión fascinante en el lago Brienzersee

Excursión fascinante en el lago...

Una excursión por caminos ricos en vistas panorámicas hasta Interlakenmás

Entrenamiento de avalanchas

Entrenamiento de...

En la zona de deporte de invierno Mürren-Schilthorn se halla el primer...más

La sobrecogedora cara norte del Eiger

La sobrecogedora...

El camino de bajada desde Kleine Scheidegg sigue la ruta de senderismo...más

St. Beatus-Höhlen – Dragones y santos

Se dice que hace 1900 años un terrible dragón hacía de las suyas en una enorme cueva a orillas del lago de Thun hasta la llegada de Beatus, un monje errante proveniente de Irlanda que logró expulsarlo definitivamente del lugar. Ahora es posible visitar el maravilloso mundo de las cavernas con toda tranquilidad y sin ningún peligro.

Se dice que hace 1900 años un terrible dragón hacía de las suyas en una enorme cueva a orillas del lago de Thun hasta la llegada de Beatus, un monje errante proveniente de Irlanda que logró expulsarlo definitivamente del lugar. Ahora es posible visitar el maravilloso mundo de las cavernas con toda tranquilidad y sin ningún peligro.

Excursión fascinante en el lago Brienzersee

Una excursión por caminos ricos en vistas panorámicas hasta Interlaken

No hay otro lago en Suiza con un color azul semejante al del lago Brienzersee. A veces, sus aguas son turquesas, luego celestes – es un fenómeno singular. El lago es rodeado por los flancos escarpados de montañas, cuyos nombres sirven para designar los diferentes bocadillos de queso en el restaurante Bären en Oberried. La excursión comienza en Brienz y nos lleva subiendo y bajando por la orilla del lago hasta Interlaken. Una y otra vez nos impresionan las fantásticas vistas panorámicas. En el camino pasamos por los pueblos Oberried, Niederried y Ringgenberg – todos en ubicaciones absolutamente idílicas.

Entrenamiento de avalanchas

En la zona de deporte de invierno Mürren-Schilthorn se halla el primer centro móvil para el entrenamiento con equipos de localización de personas sepultadas por avalanchas en el Oberland bernés.

En la zona de deporte de invierno Mürren-Schilthorn se halla el primer centro móvil para el entrenamiento con equipos de localización de personas sepultadas por avalanchas en el Oberland bernés.

La sobrecogedora cara norte del Eiger

El camino de bajada desde Kleine Scheidegg sigue la ruta de senderismo invernal que conduce a Alpiglen. Desde aquí, continúa por un sendero invernal acondicionado que hace posible el descenso hasta la estación Brandegg.

Descrito miles de veces, pero de una belleza que vuelve a impresionar una y otra vez: el mundialmente famoso panorama alpino de los montes Eiger, Mönch y Jungfrau. En el puerto de montaña Kleine Scheidegg estará más próximo a él que en ningún otro lugar. No obstante, el panorama del monte Wetterhorn que se presenta al otro lado no tiene nada que envidiarle. Por algo, el descenso en invierno desde Kleine Scheidegg hacia Alpiglen y Brandalp constituye un paseo panorámico único.