Hotel Belalp

Hotel Belalp

El impresionante hotel alpino Belalp de 1858 es un lugar de ensueño para los aficionados a la naturaleza. más

Hotel Engiadina

Hotel Engiadina

La «Engiadina» es un pequeño e invitador hotel, construido entre otros de abundante madera de la región y decorada con el "sgraffito" de la Engadina.más

Parkhotel Schoenegg

Parkhotel Schoenegg

Desde 1892 este hotel alpino es dirigido por la familia Stettler. En...más

Medelserhütte SAC

Medelserhütte SAC

La ascensión merece la pena solo por las 16 horas de media de sol que...más

Hotel Belalp

El impresionante hotel alpino Belalp de 1858 es un lugar de ensueño para los aficionados a la naturaleza.

Como una roca de granito, este hotel de 1858 reina en el Aletschbord, una estación de esquí cerrada al tráfico con nieve asegurada. Punto de partida ideal para hacer excursiones, recorrer los glaciares y practicar deportes de invierno. Nueva construcción en 2011 con restaurante panorámico y habitaciones con vistas. Desde la terraza se ve desde el glaciar Aletsch hasta el monte Cervino. La mayoría de las habitaciones con ducha y baño. Salas para conferencias, romántica capilla para bodas.

Hotel Engiadina

La «Engiadina» es un pequeño e invitador hotel, construido entre otros de abundante madera de la región y decorada con el "sgraffito" de la Engadina.

La «Engiadina» es un pequeño e invitador hotel, construido entre otros de abundante madera de la región y decorada con el "sgraffito" de la Engadina. Habitaciones iluminadas con una hermosa vista a la montaña, un restaurante acogedor y una terraza rústica que da al jardín atraen a los huéspedes. El ambiente cordial, el servicio atento y una abundante oferta de exquisiteces frescas (también con especialidades de la región) así como el gran surtido de vino garantizan unas vacaciones perfectas.

Parkhotel Schoenegg

Desde 1892 este hotel alpino es dirigido por la familia Stettler. En 2005 fue renovado extensamente y dotado de salto de agua y Alpinum.

El hotel de 3 estrellas con oferta de 4 estrellas pone la mira en la naturaleza. Ya al ser recibidos, los huéspedes escucharán el salto de agua propio del hotel y desde el whirlpool panorámico podrán disfrutar de una vista singular a la pared norte del Eiger.

Las habitaciones modernas y luminosas están amuebladas con gran confort. Piscina cubierta, solario, abundante bufete de desayuno, cena de 5 platos con comida vegetariana para elegir y pasta para los ciclistas. Ubicación céntrica y a la vez tranquila.

Medelserhütte SAC

La ascensión merece la pena solo por las 16 horas de media de sol que aguardan en el destino.

La ascensión merece la pena solo por las 16 horas de media de sol que aguardan en el destino. En transporte público es fácil llegar hasta la entrada. Después hay que subir durante unas cuatro horas por la ruta Greina. 55 plazas. Para grupos de más de 5 personas es imprescindible reservar. Solo se admiten perros previa solicitud. Pan biológico casero y los domingos típica trenza recién hecha. Atendida también en invierno por semanas, ideal para esquiadores de travesía. Bonita terraza.