Niederhorn – Con vistas a los tres picos

Niederhorn – Con vistas a los tres picos

Take the Lake Thun ship from Beatenbucht to Beatenberg and then further on to the Niederhorn. In about 30 minutes by train you will reach a wonderful vantage point facing the Bernese Oberland’s triumvirate of mountains.más

La Vidémanette – los Dolomitas de Gstaad

La Vidémanette – los Dolomitas de Gstaad

The 8-seat gondola train Rougemont-Videmanette starts its 2,8-kilometer ride from the valley and reaches an elevation of 2151 meters. más

El Pizol, una cumbre y cinco lagos

El Pizol, una...

From mountain train to mountain train, from lake to lake - the...más

First – más que un sueño

First – más que...

En los Alpes hay pocos lugares donde los glaciares penetran tanto en los...más

Niederhorn – Con vistas a los tres picos

Take the Lake Thun ship from Beatenbucht to Beatenberg and then further on to the Niederhorn. In about 30 minutes by train you will reach a wonderful vantage point facing the Bernese Oberland’s triumvirate of mountains.

Del barco a disfrutar de una vista panorámica de postal, con parada en la soleada terraza de Beatenberg sobre el lago de Thun. El Eiger, el Mönch y el Jungfrau se encuentran, al igual que las cabras, de camino al Gemmenalphorn.

La Vidémanette – los Dolomitas de Gstaad

The 8-seat gondola train Rougemont-Videmanette starts its 2,8-kilometer ride from the valley and reaches an elevation of 2151 meters.

La telecabina de ocho plazas llega a Sattel pasando junto al prominente Rüeblihorn, Le Rubli. Aquí puede elegirse entre tres vías ferratas de diferente dificultad.

El Pizol, una cumbre y cinco lagos

From mountain train to mountain train, from lake to lake - the Five-Lakes-Hike on Mt Pizol is a classic and is considered one of Switzerland's most beautiful high Alpine tours. Pizol means high peak in Romansh but these days there is luckily a modern aerial cable car that brings one up to the 2227-meter-high summit.

Dos telecabinas salen de Bad Ragaz y Wangs respectivamente hacia la frontera del bosque. Aquí, la vista panorámica se abre al valle del Rin y hasta el lago de Constanza. Se puede llegar a la cresta del Pizol en telesilla.

First – más que un sueño

En los Alpes hay pocos lugares donde los glaciares penetran tanto en los valles como en Grindelwald. La mejor vista panorámica de este paisaje glacial se obtiene desde el mirador First (2167 m), al cual se accede tras un breve ascenso en teleférico.

Aquí no solo se cuelan en el campo visual los glaciares Oberer Grindelwald y Unterer Grindelwald, sino también cuatro cuatromiles: el Finsteraarhorn, el Schreckhorn, el Lauteraarhorn y el Fiescherhorn.