La Vidémanette – los Dolomitas de Gstaad

La Vidémanette – los Dolomitas de Gstaad

The 8-seat gondola train Rougemont-Videmanette starts its 2,8-kilometer ride from the valley and reaches an elevation of 2151 meters. más

Schynige Platte – un romántico paseo en tren

Schynige Platte – un romántico paseo...

El tren cremallera ha transportado a los amantes de la naturaleza y el senderismo desde 1893 desde Wilderswil, cerca de Interlaken, al monte...más

Allalinhorn – en el centro

Allalinhorn – en...

If one did not have before one’s mind’s eye the dazzling mountain world...más

Le Moléson – junto a las estrellas

Le Moléson –...

The higher, the better! You will reach the peak of the Moleson by...más

La Vidémanette – los Dolomitas de Gstaad

The 8-seat gondola train Rougemont-Videmanette starts its 2,8-kilometer ride from the valley and reaches an elevation of 2151 meters.

La telecabina de ocho plazas llega a Sattel pasando junto al prominente Rüeblihorn, Le Rubli. Aquí puede elegirse entre tres vías ferratas de diferente dificultad.

Schynige Platte – un romántico paseo en tren

El tren cremallera ha transportado a los amantes de la naturaleza y el senderismo desde 1893 desde Wilderswil, cerca de Interlaken, al monte Schynige Platte, el punto de partida de hermosas excursiones y caminos en altura. Al lado de la estación de montaña se emplaza el Alpengarten, un jardín especializado en la flora nativa.

Ya solo el trayecto en el nostálgico tren de cremallera con los vagones abiertos es toda una experiencia. Y conforme se sube se va abriendo la impresionante vista panorámica de las montañas.

Allalinhorn – en el centro

If one did not have before one’s mind’s eye the dazzling mountain world and the glittering glacier next to the entrance to the Alpine Metro, one would forget that the tunnel walls rushing by at a speed of ten meters per second are part of the High Alps.

Tras un trayecto de 10 minutos en telecabina hasta el Felskinn se continúa hasta el restaurante giratorio a mayor altura del mundo a un ritmo de diez metros por segundo en el funicular más alto.

Le Moléson – junto a las estrellas

The higher, the better! You will reach the peak of the Moleson by funicular up to Plan-Francey and then by cable car. While you glide up the northeast face, the horizon recedes ever more into the distance and a thousand sights come into view.

No es de extrañar que los habitantes de Friburgo digan en sus canciones que el Moléson es la montaña de su corazón. Solo subir a la cima panorámica es un placer. Allí, el telescopio gigante abre una nueva dimensión.