Su opción: 5 Resultados

Ruta de los condes Gruyère

18 km desde Montbovon a lo largo de la orilla izquierda del Saane a través de Les Sciernes d’Albeuve, La Marive y Les Pechots hasta Greyerz (Gruyères); señalizado con el logo blanco de "Grafenpfad" (ruta de los condes). Se atraviesan siete pueblos con casas históricas y capillas. Paneles de... más

Chillon

Ruta gastronómica de lo más exquisito.

En un lugar a mitad del camino hacia el castillo, la tentación de parar es casi irresistible: el pequeño pueblo pintoresco de Gruyères,... más

Ruta gastronómica de lo más exquisito.
Swiss Chocolate Train (tren del chocolate)

Swiss Chocolate Train (tren del...

El tren del chocolate es una oferta común de GoldenPass Services y Cailler-Nestlé. Viajará exclusivamente en 1ª clase, en los elegantes coches... más

Ruta de los condes Gruyère

18 km desde Montbovon a lo largo de la orilla izquierda del Saane a través de Les Sciernes d’Albeuve, La Marive y Les Pechots hasta Greyerz (Gruyères); señalizado con el logo blanco de "Grafenpfad" (ruta de los condes). Se atraviesan siete pueblos con casas históricas y capillas. Paneles de información sobre la historia de los edificios y leyendas del valle. Duración del paseo: 6 horas, el desnivel total es de 735 m.

Ruta gastronómica de lo más exquisito.

En un lugar a mitad del camino hacia el castillo, la tentación de parar es casi irresistible: el pequeño pueblo pintoresco de Gruyères, donde encontrará un sinfín de restaurantes..

En un lugar a mitad del camino hacia el castillo, la tentación de parar es casi irresistible: el pequeño pueblo pintoresco de Gruyères, donde encontrará un sinfín de restaurantes..

Swiss Chocolate Train (tren del chocolate)

El tren del chocolate es una oferta común de GoldenPass Services y Cailler-Nestlé. Viajará exclusivamente en 1ª clase, en los elegantes coches Pullmann de «Belle Epoque» del año 1915 y/o en modernos coches panorámicos.

El tren del chocolate es una oferta común de GoldenPass Services y Cailler-Nestlé. Viajará exclusivamente en 1ª clase, en los elegantes coches Pullmann de «Belle Epoque» del año 1915 y/o en modernos coches panorámicos.