Su opción: 4 Resultados
Piz Corvatsch y Furtschellas

Piz Corvatsch y Furtschellas

El Corvatsch es el monte más alto de la región de esquí de la Alta Engadina. Forma parte del Macizo Bernina y está cubierto por un glaciar. Un teleférico conduce cómodamente hasta el restaurante panorámico ubicado a 3303 m de altura y con vista al...más

Restaurante Fuorcla Surlej, 2760m

Restaurante...

El refugio le ofrece una cocina auténtica y una vista única de las...más

Lej Nair y Lej dals Chöds: las joyas de la Alta Engadina

Lej Nair y Lej...

En el cantón de los Grisones, las turberas bajas ocupan un área estimada...más

A través de lagos rumbo al sol

Excursión singular y fascinante a lo largo del lago Silvaplanersee y en el lago helado Silsersee.

Piz Corvatsch y Furtschellas

El Corvatsch es el monte más alto de la región de esquí de la Alta Engadina. Forma parte del Macizo Bernina y está cubierto por un glaciar. Un teleférico conduce cómodamente hasta el restaurante panorámico ubicado a 3303 m de altura y con vista al lago de Sils y el Bianco-Grat.

Dos ferrocarriles de montaña sobre los azules lagos de la Alta Engadina con distinta altura y distintas experiencias: vistas de las cumbres alpinas hasta la cresta Bianco, un paraíso para excursionistas con seis lagos de montaña.

Restaurante Fuorcla Surlej, 2760m

El refugio le ofrece una cocina auténtica y una vista única de las Berninas, incluyendo el Biancograt en la cima de Bernina (4049 m). Es el entorno ideal para hacer una pausa y detenerse. Permanece abierto desde febrero hasta abril.

Lej Nair y Lej dals Chöds: las joyas de la Alta Engadina

En el cantón de los Grisones, las turberas bajas ocupan un área estimada de unas 3000 ha. En ellas habitan aproximadamente el 10% de todas las especies de plantas y animales de este cantón, por lo que merecen un elevado grado de protección.

En el cantón de los Grisones, las turberas bajas ocupan un área estimada de unas 3000 ha. En ellas habitan aproximadamente el 10% de todas las especies de plantas y animales de este cantón, por lo que merecen un elevado grado de protección.