Bever

Graubünden

Este pequeño y familiar pueblo de la Alta Engadina se caracteriza por combinar un encanto agreste con un ambiente tranquilo y la cercanía a una naturaleza prístina. Quienes deseen algo de lujo y ajetreo, tienen la posibilidad de acceder rápidamente al conocidísimo pueblo de St. Moritz.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación

Este pueblo de 700 habitantes, en el corazón de un amplio valle alpino, abre sus puertas a los visitantes para mostrar sus pequeños y poéticos secretos: encantadores jardines, pequeñas ventanas con profundos alféizares y arreglos florales en el descanso de escaleras y balaustradas. Una atracción destacada es el campanario de la iglesia de Bever, que se alza esbelta hacia el cielo azul de la Alta Engadina.

Verano

La localidad vecina de Val Bever genera la impresión de que el tiempo se hubiera detenido en ella: una tranquilidad absoluta en medio de una naturaleza casi intacta, que solo se interrumpe de cuando en cuando con el paso de un tren, que desaparece rápidamente al entrar al túnel. Val Bever es atravesado por el Sendero de los cuentos. Todas las historias incluidas en él han sido escritas por autoras de la Engadina y están escenificadas con esculturas labradas por artistas locales. Se rumorea, incluso, que en el romántico Val Bever más de alguna figura fantástica se aparecería en la realidad.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: