Costumbres y tradiciones

Descubrir tradiciones vivas.

Desde siempre, le encanta a los suizos cultivar sus costumbres y tradicionales locales, debido a lo cual el país se jacta de abundantes eventos culturales y tradiciones vivas.

«La suisse n'existe pas» (La suiza no existe) – éste fue el lema de Suiza en 1992 con motivo de la Expo de Sevilla. Efectivamente, no la homogeneidad sino la gran variedad en una superficie muy pequeña simbolizan el país. Esto puede demostrarse a nivel cultural y geográfico: en Suiza se hablan cuatro idiomas así como numerosos dialectos. Asimismo, la cultura en las montañas se distingue de la del Mittelland y la vida en un valle alpino es muy diferente de aquel en una metrópoli. Efectivamente, las numerosas tradiciones regionales se enfrentan a sólo pocas costumbres nacionales. En el curso del tiempo y con el aumento del turismo, algunas tradicionales locales incluso adquirieron gran renombre.

Música del país

Trátese de una oportunidad para bailar o no, la música folklórica de Suiza se toca sobre todo para bailar.

Suelen escucharse por lo general los acordeones (Schwyzerörgeli) así como violines, violoncelos, clarinetas y en determinadas regiones también el dulcémele o los trümpi (guimbardas). La música folklórica de los Alpes se desarrolló por la transmisión sin documentos de habilidades y composiciones: durante generaciones, decenios y siglos. La melodía más vieja proviene de Appenzell y fue registrada en el año 1545. Un típico instrumento musical suizo es la trompa alpina, antaño un instrumento de música y de señalización de los pastores así como los numerosos coros de canto a la tirolesa que se iban formando a partir del siglo XIX. Por lo general, Suiza cuenta con una extensa escena de músicos aficionados, ya que prácticamente en cada pueblo hay al menos un coro o una banda de instrumentos de viento.

Cuerno alpino: siguiendo las huellas de los sonidos naturales.

El cuerno alpino está considerado como el instrumento de música típico de Suiza. El sonido agradable de este instrumento original se escucha desde lejos, por lo que se supone que fue empleado antaño por los pastores para fines de comunicación.

leyendo

El canto a la tirolesa ... en Suiza.

Quien suele olvidar el texto cuando canta, debería probar el canto a la tirolesa. Esta forma original del canto no precisa texto alguno. Sólo a partir del siglo XIX se formaron los primeros coros del canto a la tirolesa con textos.

leyendo

Música tradicional en Suiza

Una de las variedades más populares de la música tradicional suiza, es la así llamada "Ländlermusik", un estilo de música de baile con acordeón, practicada por muchos grupos locales. La mayoría de los músicos son aficionados que no suelen conocerse más allá de su región.

leyendo
a la tapa

En la granja alpina

Alpine farming has a long history. It is believed that the pastures above the tree line were being farmed as far back as 4,000 BC.

The production of cheese in the summer enabled people to preserve milk and stockpile it for the long winter months. The practice of Alpine farming gave birth to various customs such as the festive processions up into the Alps and down from the mountains, the call to prayer, the Älplerchilbi carnival and the Chästteilet cheese sharing - traditions that have been carefully maintained to this day. From a distance, Alpine life looks romantic: cow bells, a blade of grass in the mouth, unlimited nature, sunsets over the mountain tops and candles on a wooden table. In addition, this lifestyle involves hard physical work and simplicity of life – which, in recent times, has attracted especially urban dwellers from both home and abroad.

La vida alpina: que mueve montañas enteras.

A finales de mayo, el ganado y los vaqueros alpinos suben en un impresionante desfile a las montañas. Allí pasan los próximos 80-120 días ordeñando, produciendo queso y mantequilla, cercando pastos, buscando animales perdidos y mucho más.

leyendo

Queso alpino: una gran exquisitez de los Alpes.

A nivel culinario, la explotación agrícola alpina desemboca en una gran variedad de los quesos alpinos más exquisitos - de un carácter raro apreciado y protegido. Estos quesos se fabrican aún hoy en refugios alpinos ahumados con leche fresca y trabajo manual.

leyendo

Heidi – una historia da la vuelta al mundo.

La novela Heidi de Johanna Spyri es uno de los libros más vendidos y uno de los cuentos para niños más exitosos del mundo. Hasta el día de hoy, la novela ha sido traducida a más de 50 idiomas.

leyendo
a la tapa

Costumbres y deporte

For a long time, Swiss sports customs were eclipsed by international types of sport - but recently, they have come back into their own.

While regional and local sporting traditions have often been neglected, there are some sports that have enjoyed increasing popularity. Major events such as the Swiss Wrestling and Alpine Festival ESAF are increasing in popularity; in 2010, the festival reached a new record with 250,000 visitors and became the largest Schwingen festival ever held. It is worth noting that no additional police were needed for the maintenance of order, and the authority of the public address announcer was sufficient. At these multi-day festive occasions, athletic wrestlers, sturdy boulder throwers and strong Hornussen players gave of their best - all to the accompaniment of yodel choirs and accordion orchestras.

Lanzar banderas - al estilo suizo.

Antaño fue una prueba en la que los campesinos y los vaqueros midieron sus fuerzas con motivo de fiestas alpinas. Hoy es un deporte de alta competición con normas fijas y "campeones de lanzamiento de banderas" conocidos en toda Suiza.

leyendo

Hornussen: un deporte autóctono suizo.

Sobre todo en las regiones de Emmental, Berna, Solothurn y Argovia, el "hornussen" es considerado, aparte de la lucha y del lanzamiento de pesos, como típico deporte popular suizo.

leyendo

Schwingen - del deporte de pastores al deporte de alta competición.

Antaño, los vaqueros alpinos y los campesinos solían medir sus fuerzas con motivo de fiestas alpinas. Hoy es un deporte de alta competición con normas claramente definidas y campeones de lucha conocidos en toda Suiza.

leyendo
a la tapa

Costumes populares durante o ano

A Suíça tem grande quantidade de costumes no calendário – a maioria é de origem pagã ou religiosa.

As festas são comemoradas de maneira muito diferenciada de acordo com a estação do ano e a região. Em parte, elas remontam a uma longa tradição e, parcialmente, surgiram há pouco tempo. Muitas delas refletem os acontecimentos mais importantes durante o ano dos camponeses, como o início dos trabalhos nos vinhedos na primavera, a subida ou a descida do gado nos meses de verão e as festas dos vinicultores e as festas populares Chästeilet e Älplerchilbis no outono. Já que os camponeses tinham menos trabalho no inverno do que nas outras estações do ano, as festas e costumes são mais frequentes nos meses de inverno. Até hoje, a expulsão do inverno, e também dos maus espíritos e demônios, faz parte do programa de celebrações – uma tradição que se encontra na origem de muitos costumes de Carnaval e do Fim do Ano. Outras festas lembram acontecimentos marcantes, como por exemplo vitórias importantes em batalhas históricas.

Costumbres y tradiciones en invierno y primavera – la época de abundantes fiestas.

Las costumbres de invierno suelen ser muy diferentes: hay tradiciones que se dedican a celebrar el ambiente contemplativo navideño, mientras que otros desfiles salvajes tratan de expulsar demonios y el frío de invierno.

leyendo

Costumbres y tradiciones en verano y otoño.

No es verdad que toda Suiza celebre fiestas en cada época del año, lo que sí es cierto que en cada época del año se celebran fiestas en Suiza. Quien desea vivir estas hermosas tradiciones de calendario, podrá disfrutar de una entretenida vuelta a Suiza.

leyendo
a la tapa

Artesanía y oficio manual

Medio milenio corroboró la excelente reputación de la industria relojera suiza. Hubo momentos difíciles, pero las manecillas nunca se detuvieron.

Hoy, el 95% de los relojes suizos están destinados para la exportación, siendo la industria relojera un sector clave de la economía de exportación. También la artesanía textil cuenta con una historia movida. Mientras que unos pocos sectores poseen una importancia considerable para la altura costura gracias al empleo de una técnica modernísima, la artesanía textil antaño codiciada llevar una vida a la sombra. Muchos sectores de la artesanía como las esculturas de madera, la pintura de muebles o la cerámica agrícola están estrechamente relacionadas con la historia del turismo en Suiza. Como embajadores del país dejan su impronta en la imagen pública de Suiza compartida en el siglo XIX y a principios del siglo XX para numerosos turistas alpinos.

El arte relojero: siempre al pulso del tiempo.

Ya en 1785, unas 20.000 personas trabajaron en Ginebra en el sector de relojes que fabricada cada año aproximadamente 85.000 relojes. Asimismo fabricaron cajas de música y autómatas altamente especializados de juegos.

leyendo

Artesanía textil

Aunque el país textil Suiza ya haya vivido tiempos mejores, nada menos que un tercio de la alta costura presentada en las pasarelas del mundo es fabricado de telas suizas.

leyendo

Artesanía tradicional – de artistas y conocedores.

©Fabrice Wagner

Muchos ramos de la artesanía son testimonios de la tradición campesino. Mientras tanto hay esfuerzos para evitar que caigan en olvido en el curso del tiempo.

leyendo
a la tapa

Exquisiteces de la cocina y la bodega

La comida en Suiza es una mezcla de las influencias de varios países, combina las cocinas de los Estados vecinos y produce con ello, mediante ingredientes regionales, una cocina con platos típicos.

Hay algunos platos y especialidades como fondue, macarones Älplermagronen o chocolate, típicos para Suiza. No podemos hablar de una cocina suiza propiamente dicho. Hay una cocina con planchas y rösti de Berna. Una cocina con salchichas del Vaud y puerro. Una cocina con maíz triturado de San Gall y corégonos del Lago de Constanza. El Valais es famoso por su raclette, Grisones por sus capuns, Zúrich por su ragú típico, Lucerna por su volován Chügelipastete y el Ticino por los fiambres mortalle y luganighe. Hay salchichas casi por doquiera: el paraíso de gourmets Suiza ofrece casi 350 variedades diferentes. Es una plusmarca mundial, considerando la superficie pequeña de Suiza. También los vinos suizos se cuentan en buen camino hacia los vinos de categoría mundial. Aparte de uvas clásicas conocidas, sobre todo las nuevas uvas y la extensión de variedades autóctonas garantizan unas sensaciones singulares para el paladar en el país del vino Suiza.

Platos típicos de la cocina del país

La Suiza culinaria es un auténtico paraíso que requiere ser descubierta nuevamente en cada lugar. Aparte de los pocos platos nacionales el menú incluye en primer lugar especialidades regionales.

leyendo

Productos típicos de la bodega

©Fabrice Wagner

En Suiza se cultivan más de 200 tipos de uvas, incluyendo nada menos que 40 variedades típicas y viejas que apenas si se encuentran en otro lugar en el mundo. Para disfrutar los vinos nobles del país, no queda otra remedio que realizar una vuelta a Suiza.

leyendo
a la tapa

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: