Costumbres y tradiciones en verano y otoño.

Sólo pocas tradiciones poseen carácter suprarregional o incluso nacional. La mayoría de las costumbres practicadas están arraigadas a nivel local, dejando así su impronta en el paisaje cultural de Suiza.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación

Costumbres y tradiciones de verano

También en verano hay toda una serie de diferentes fiestas populares a nivel local. Algunas de éstas están relacionadas con la vida en los pastos alpinos , iniciada en muchos lugares al comienzo de verano con una colorida subida a las granjas alpinas, terminando a finales de verano con un ceremonioso descenso alpino y otros espectáculos. El 1 de agosto, los suizos celebran uno de los pocos días festivos que no sólo son de tipo regional, una auténtica rareza: la Fiesta Nacional. En todo el país se pronuncian discursos, se lanzan banderas, se encienden fuegos en altura, farolillos de papel y fuegos artificiales y se celebran fiestas alegres. Entre los puntos culminantes regionales de los meses de verano se cuentan también algunas fiestas divertidas con animales: las luchas de vacas del Valais , la fiesta tradicional de pastores en la Gemmi con bailes, cantos a la tirolesa y ovejas hambrientas por sal o bien el Marché-Concours de Saignelégier, un certamen de saltos con caballos de Friburgo y un impresionante desfile. A partir de mediados de agosto, se celebran en la región del Lago Lemán las fiestas de medianoche cada vez más populares – en Taveyanne (Gryon), en el Lago de Lioson (Les Mosses), en St-Cergue y en Isenau (Les Diablerets). El programa incluye misas, conciertos de vaqueros alpinos, certámenes de belleza para vacas y desfiles con antorcha. Para los aficionados a la cultura vaquera de los Alpes, las montañas y la folklore, estos eventos ofrecen un ambiente alegre y relajado así como todo un abanico de sabrosos productos nacionales. También las fiestas de la típica lucha suiza, de montaña así como fiestas de trajes folklóricos y de cantos a la tirolesa , en los que también podrá escuchar trompas alpinas y música folklórica suiza y presenciar los lanzadores de banderas, son sumamente populares en verano – encantado a los aficionados al folklore, a turistas o a los excursionistas que suelen pasar por casualidad.

Costumbres de otoño

El otoño es tradicionalmente la época de las cosechas y del agradecimiento. En otoño solía venderse antaño el ganado y las aves, pagando a los empleados (peones) los salarios por los servicios prestados en verano. Conforme a ello, el otoño también fue la época para gastar dinero y celebrar. Hubo abundantes oportunidades para ello en los numerosos mercados con tabernas, bailes, barracas de ferias y mucho más. Muchas de estas tradiciones otoñales han conservado hasta el día de hoy su carácter de mercado. Son buenos ejemplos al respecto las numerosas fiestas de viticultores en el Vaud, el Valais y el Ticino, el pintoresco mercado de mercancías Saint-Martin en Chevenez o las numerosas fiestas de castañas en el Ticino y el Bergell.
Fuente

www.swissworld.org

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: