Cuerno alpino: siguiendo las huellas de los sonidos naturales.

En el curso de la historia, el cuerno o trompa alpina se calló casi completamente como instrumento de los pastores en Suiza. Con la aparición del romanticismo en el siglo XIX y de folklore y turismo, la trompa alpina vivió un nuevo auge, convirtiéndose en símbolo nacional.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
Tal como los didgeridoos, las trompetas de bambú o madera de los indios o los cuernos africanos de madera, las trompas alpinas se cuentan entre los instrumentos de viento originales de madera. La trompa alpina fue documentada por primera vez en Suiza a mediados del siglo XVI por el investigador de la naturaleza Conrad Gesner.

Comunicación con hombre y animal

La trompa alpina fue durante mucho tiempo un instrumento de los pastores. Servía para llamar a las vacas de los pastos al estable cuando era hora de ordeñar. Un grabado de 1754 muestra como un pastor motiva a las vacas en la subida a los pastos con los sonidos de su trompa alpina para que suban el último trayecto escarpado del camino. En un cuadro detrás de vidrio del Emmental de 1595, se sopla la trompa alpina presumiblemente para calmar a las vacas mientras se ordeñan. La trompa alpina asimismo es un tema tradicional en el arte. Se empleaba a la hora de la oración de la noche sobre todo en los cantones reformados, mientras que en los cantones católicos de habla alemana del interior de Suiza se practicaba más bien la llamada a la oración. Sin embargo, la función principal de la trompa alpina fue la comunicación con los vaqueros de las granjas alpinas vecinas y la gente en el valle.

Desde el olvido casi completo hasta símbolo nacional

Cuando, con los años, la fabricación de queso se iba trasladando desde la granja alpina hasta las lecherías en los pueblos, la trompa alpina fue empleada cada vez menos a partir de 1800. Cuando apenas se escuchaba en las fiestas tradicionales , el alcalde de Berna, Niklaus von Mülinen, hizo fabricar en 1820 trompas alpinas y las distribuyó entre músicos talentosos en Grisons. Si bien la trompa alpina había perdido prácticamente su función original en las montañas, comenzó a ser cada ez más popular como instrumente de música entre los oyentes – convirtiéndose así en una atracción turística y en un símbolo de Suiza.

Instrumentos de viento de madera

El modo en el que se toca la trompa alpina depende de su largo ab. En Suiza, domina la trompa alpina de fal/sol sostenido, que tiene un largo de 3,5 metros. A pesar de su construcción sencilla o bien precisamente por ésta, al trompa alpina es bastante difícil de tocar. Porque mientras que todos los demás instrumentos de viento acusaron un desarrollo técnico en el curso del tiempo (agujeros adicionales, válvulas), la trompa alpina ha conservado su forma original. Dicho sea de paso que los músicos consideran el instrumento de madera como instrumento de metal porque produce sonidos empleando la misma técnica de soplado. En su sonido inconfundible reúne el cuerpo de un instrumento de metal con la suavidad de un instrumento de viento de madera.

La trompa alpina inconfundible -Fa

Antaño, el largo del abeto, determinaba la altura del tono básico. Hoy se emplean unas medidas de probada eficacia para crear los ambientes deseados, lo que permite combinar trompas alpinas puestas en tonos similares o bien con otros instrumentos de música. En el sistema moderado de sonidos, el intervalo de octava es subdividido en 12 semitonos. Sin embargo, esta escala cromática sólo puede producirse en la trompa alpina a partir de la cuarta tonalidad de octava. Llama especialmente la atención de tres tonos que no aparecen en el sistema de tonos moderado. El séptimo tono natural es un si bemol un poco alto, el undécimo tono se halla entre fa y fa sostenido (el conocido fa de la trompa alpina), mientras que el décimo tercer tono es algo alto que la bemol.

Fabricación de trompas alpinas

A pesar de que la manera de usar y tocar la trompa alpina ha vivido varios cambios entre los siglos XVI y XX, la forma del instrumento de por sí no ha cambiado. La trompa alpina es aún hoy un tubo largo y cónico, curvado al final como el cuerno de una vaca. Hasta los años 30 del pasado siglo se emplearon para la fabricación de trompas alpinas pinos jóvenes, crecidos en forma retorcida en lugares escarpados. Dado que esta madera alpina crece lentamente, los anillos anuales están muy cerca unos de otros. Se cortaron troncos enteros, se ahuecaron y se volvieron a ensamblar. Los constructores modernos de trompas alpinas emplean también otra maderas fuertes como fresno o materiales incluso sintéticos. Así es como también hay trompas de carbono. También la técnica de construcción ha cambiado, en tanto que la mayoría de las piezas individuales (tubo manual, tubo del medio, tubo terminal y copa sonora) son pegadas, siendo luego talladas para asumir su forma final. Ambos métodos – él de ahuecar y él de ensamblar pieza por pieza – requieren el mismo tiempo de labor manual. El trabajo con el escoplo curvo tarde más de 70 horas hasta que el espesor de pared sea de 4 a 7 milímetros. Las piezas ahuecadas y ensambladas son unidas con aros. Una pequeña pata de apoyo estabiliza la trompa alpina. Luego, las trompas son envueltas con roten. Antaño también se emplearon tiras de lino, aros metálicos, huesos o madera y tiras de corteza de cerezo o abedul. Desde unos cien años, una boquilla facilita el soplado y con ello el control de los tonos.

Trompa alpina como instrumento de música

La asociación suiza del canto a la tirolesa Schweizer Jodlerverband, al que también pertenecen los músicos de trompas alpinas, cuenta hoy con un total de 1800 músicos de trompas alpinas en Suiza y todo el mundo – y su número va aumentando. Llega el gran momento de la trompa alpina con motivo de la fiesta Eidgenössisches Jodlerfest, los desfiles de la asociación Schweizerische Trachtenvereinigung así como el festival anual internacional Alphornfestival de Nendaz. Aparte de ello, las trompas alpinas se emplean también en la música clásica (Sinfonia pastorella para trompa alpina e instrumentos de arco en sol mayor, Leopold Mozart o Parthia en instrumentos de campesinos de Georg Druschetzky), en el jazz o en diversos experimentos de música moderna.
Fuente

www.swissworld.orgwww.swissinfo.ch

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: