Schynige Platte – un romántico paseo en tren

Ya solo el trayecto en el nostálgico tren de cremallera con los vagones abiertos es toda una experiencia. Y conforme se sube se va abriendo la impresionante vista panorámica de las montañas.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
Más de 120 años lleva este pequeño tren subiendo, con una pendiente de hasta el 25 %, hasta la terraza panorámica y el hotel de montaña. El Eiger, el Mönch y el Jungfrau son aquí arriba la gran atracción, aunque también despiertan gran interés el circuito por la cresta con vistas al lago de Brienz y el jardín alpino con 600 especies de plantas diferentes.

Los aficionados a la montaña conocen la excursión de seis horas hasta el Faulhorn y que continúa, pasando por el lago de Bach, hasta la estación de montaña de la telecabina de Grindelwald–First.

Información

Altitud: 2076m
Accesibilidad:
Tren desde la estación Interlaken Ost hasta Wilderswil, tren de cremallera hasta Schynige Platte
Panorama: El Eiger, el Mönch y el Jungfrau desde cerca, el lago de Thun, el Niesen, el Stockhorn, el Jura
Atracciones: Trayecto en vagones abiertos con el empinado tren de cremallera, jardín alpino con 600 especies de plantas
Gastronomía: El restaurante dispone actualmente de una soleada terraza con capacidad para más de 500 personas. http://hotelschynigeplatte.ch/eng/image/hotel/hotelview.jpg
Alojamiento: Nostálgicas habitaciones en el hotel de montaña con dos o tres camas
Grupos: Restaurante de montaña con 350 plazas, terraza con 170, y nuevo restaurante con 100
Invierno: Cerrado
Particularidades: Excursión de un día a Faulhorn – Grindelwald/First

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: