Mansión de viticultor Wingreis

Tüscherz

Quien atraviesa el pórtico de la venerable mansión de viticultor, se encuentra envuelto en una atmósfera que recuerda los buenos viejos tiempos. La mansión de viticultor se puede reservar para seminarios, aperitivos, degustaciones y todo tipo de recepciones.

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
Aperitivos, degustaciones, recepciones: auténtica hospitalidad, un viticultor permite que se caten los vinos procedentes de sus propios viñedos. Plaza para máx. 80 invitados.

Seminarios, congresos, presentaciones, exposiciones: Vistas al lago, diferentes salas para sesiones, talleres y exposiciones, así como un salón con un impresionante ático de madera.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: