Hotel Ofenhorn stars

Binn

Recomendado por Suiza Turismo

Aquí, la estadía es un viaje por el tiempo: el tradicional Hotel Ofenhorn tiene mucho que contar. Las habitaciones, los pasillos, y el comedor emanan el espíritu de la Belle Époque, ya que aún hoy en día, los muebles originales y las decoraciones de la época de fundación adornan el lugar. Una parte de las habitaciones fue renovada según un estilo acogedor, restaurándose cuatro como "habitaciones nostálgicas", recordando la época pionera de la hotelería. También el restaurante confía en la tradición sirviendo especialidades del Valais.

Pulsar en el mapa para detalles

Compartir contenidos

A migrant from the Grisons to the Valais

In the cozy dining room they eyes of a stuffed deer head have been staring into the plates of the hotel guests for decades. The impressive trophy from an uneven twelve-pointer is the head of the first deer that had wandered from the Grisons via Uri to the Valais in the early 1940s. However, when the animal began to graze in the vegetable gardens of Binn, the Valais government imposed the death sentence which was enforced soon after. It is not known who shot the deer, but in any event, its head has been mounted on the wall of Hotel Ofenhorn ever since.

Para los amantes de los hoteles históricos

La casa fue construida hace 125 años para los clientes ingleses. En 1897, Winston Churchill visitaba el valle Binntal. Aún hoy se siente el espíritu de la Belle Epoque, la época pionera de la hotelería: suelos, techos y paredes originales con decoraciones al estilo Biedermeier y de Art-Deco, muebles de la época de la fundación. El hotel fue declarado monumento protegido, siendo distinguido en 2008 como "Swiss Historic Hotels".

Para los amantes de Hoteles Típicamente Suizos

Desde hace más de 125 años, el Hotel Ofenhorn es un punto de partida ideal en el valle romántico y salvaje para los excursionistas, los buscadores de minerales y los amantes de la naturaleza.

El impresionante edificio de piedra domina el aspecto de Binn característico con sus casas de madera típicas del Valais.

La cooperativa Pro Binntal adquirió el hotel en 1987, impidiendo con ello su desmoronamiento.

En los últimos años, la casa fue restaurada en estrecha cooperación con la agencia de protección de monumentos.


Seleccionar una vista diferente de sus resultados: