Viaje en el tiempo en el Museo IWC

Schaffhausen

Schaffhausen: Vordergasse

Schaffhausen: Vordergasse

Schaffhausen: Stimmerstrasse

Schaffhausen: Stimmerstrasse

Schaffhausen: Schönbühl Essen Tagungen Fest

Schaffhausen: Schönbühl Essen Tagungen Fest

La sede central del conocido fabricante de relojes IWC est�� emplazada en los m��rgenes del casco antiguo de Schaffhausen y directamente a orillas del Rin. El elegante edificio hist��rico alberga un estilizado museo que lleva a los visitantes a un viaje por el mundo de legendarios modelos de relojes.

Group Activities

Idioma:
de, en

Duration:
1/2 día

Persons:
1 - 15

Coste:

Temporada:
Todo el año

Compartir contenidos

Vielen Dank f��r Ihre Bewertung
La sede central del conocido fabricante de relojes IWC est�� emplazada en los m��rgenes del casco antiguo de Schaffhausen y directamente a orillas del Rin. El elegante edificio hist��rico alberga un estilizado museo que lleva a los visitantes a un viaje por el mundo de legendarios modelos de relojes. Hace ya casi 140 a��os que el relojero estadounidense Florentine Ariosto Jones levant�� una fabrica en el huerto frutal del Monasterio de Todos los Santos en Schaffhausen, cimentando con ello el camino de ��xito que ha caracterizado a la famosa marca de relojes IWC. La fachada de la construcci��n, declarada como patrimonio, irradia una sobria nobleza, cualidad que tambi��n ha llevado a sus relojes a lograr el estatus de cl��sicos.

En las salas donde anta��o se fabricaban las piezas se ha implementado desde hace algunos a��os un elegante museo. En ��l se exhiben unas 230 piezas en vitrinas iluminadas con gran estilo y creatividad. Una serie de pantallas interactivas proporciona informaci��n sobre cada pieza. As��, los visitantes podr��n asombrarse con el legendario reloj de aniversario Albert Pellaton o con el ��rbol geneal��gico de famosas l��neas de relojes. El viaje por el tiempo culmina con una presentaci��n multimedia sobre los 140 a��os de historia corporativa de la empresa. El Museo Omega de Biel est�� ubicado inmediatamente al frente de la sede principal de la empresa.

En un entorno industrial que no llama mucho la atenci��n, resalta a��n m��s la ilustre historia de la mundialmente famosa marca de relojes que se cuenta en su interior. Mucho antes de que George Clooney o Nicole Kidman hicieran publicidad para Omega, los relojes de la legendaria empresa de Biel ya eran fieles acompa��antes de conocidas personalidades, entre las que se incluyen reinas, agentes, pol��ticos, deportistas y pilotos. Albert Einstein ten��a un ejemplar de bolsillo, John F. Kennedy portaba uno durante su investidura y los astronautas de la NASA llevaron el modelo Speedmaster a la luna. Adem��s, estos precisos cron��grafos suizos han ayudado a salvar al mundo en siete oportunidades, acompa��ando a James Bond, el invencible h��roe de la pantalla grande. En un paseo por el Museo Omega encontrar�� a enigm��ticas personalidades y ser�� part��cipe de memorables momentos de la historia de los siglos XIX, XX y XXI. Aparte de unos 4000 relojes de pulsera, la colecci��n comprende otras piezas de relojer��a, herramientas, fotos, p��steres y, por supuesto, el banco de trabajo con el que comenz�� todo hace m��s de 160 a��os.

W��hlen Sie eine andere Ansicht
f��r Ihre Ergebnisse: