Golpe a golpe hasta una obra de arte

Fribourg

Compartir contenidos

Gracias por su calificación
El lugar es perfecto: en el corazón del casco histórico de Friburgo se encuentra el estudio de Le Bûcher, donde unas ágiles manos trabajan la suave piedra arenisca hasta conseguir obras de arte como en la Edad Media. Quien lo desee puede probar suerte como escultor y aprender a manejar el martillo y el cincel en los cursos que se organizan periódicamente. Y ya de paso hacerse una ligera idea lo que se tardó en construir la Catedral de San Nicolás.

Seleccionar una vista diferente de sus resultados: