De la ciudad al glaciar y viceversa. El transporte público constituye la forma más cómoda de llegar a una cumbre.

Desplazar

Introducción

«Mountain Daytrips» lleva a visitantes y locales desde los centros urbanos hasta las montañas de forma sencilla. En lo alto de los Alpes, podrá inspirar el aire de montaña, disfrutar de las vistas y volver a la vibrante ciudad en un estado totalmente relajado. Así son los «Mountain Daytrips», una experiencia relajada en tren que se puede reservar en un solo clic.

Al corazón del país alpino en tren

Más de 80 conexiones ferroviarias diarias permiten a los visitantes de los países vecinos viajar directamente a Suiza. En el pequeño país alpino apenas hay una localidad o valle adonde no se pueda llegar en tren, autobús, barco o telecabina. Suiza tiene una de las redes ferroviarias más densas de toda Europa y el sistema de transporte público más fiable.

Bern

Desayunar en una cafetería del casco antiguo, almorzar en un refugio de montaña y, por la noche, bailar al ritmo de la ciudad en un bar de moda. Lo que en el extranjero es inimaginable, en Suiza forma parte del día a día. Por ello, los visitantes de las ciudades suizas pueden acceder fácil y cómodamente a las cumbres suizas.

«Mountain Daytrips»

Por, ejemplo, desde Berna, desde donde se llega en unas tres horas al Gornergrat para disfrutar de las vistas al Cervino y al glaciar Gorner. O un viaje más corto a la montaña local de Berna, el Gurten, con vistas al casco antiguo, Patrimonio de la Unesco. A qué altura y de qué ciudad a qué cumbre, se lo dejamos al visitante. «Mountain Daytrips» ofrece algo para todos los gustos.

Hotel Schweizerhof Bern

Se puede llegar rápidamente a las cumbres suizas incluso desde el extranjero. El ICE lleva a los visitantes alemanes cómodamente hasta Berna. La ciudad federal ofrece una amplia gama de opciones de pernoctación. Ya sea un hotel de diseño o en hoteles cinco estrellas.

Tras un buen desayuno o un café en un lugar de moda, comienza la aventura «Mountain Daytrip». Pasando fragantes prados y el lago azulado de Thun, los ferrocarriles SBB llevan cómodamente a los visitantes hasta Visp.

Inicio en Berna: 8.06 h. Unos minutos más tarde, los pasajeros ya pueden deleitarse con el lago de Thun.

Desplazar

En Suiza, ir en tren significa recostarse, mirar por la ventana y tomar un café. En Suiza, ir en tren significa tener tiempo para otras personas. Ir en tren significa desconectar.

Visp: 9.02 h.

Desplazar

Cuando el camino es la meta

Visp es una estación intermedia y de transbordo al ferrocarril Matterhorn Gotthard Bahn. Dicho tren sube por el valle más profundo de Suiza hasta Zermatt a 1000 metros de desnivel y ofrece una vista de paisajes espectaculares: arroyos glaciares, bosques, altas cumbres. Los amplios vagones con grandes ventanales y cómodos sillones ponen la guinda a la experiencia ferroviaria. 

Ir en tren en Suiza también significa estar muy cerca de la naturaleza: atravesar pueblos pintorescos, ver pasar cabañas alpinas o disfrutar de las cascadas. 

Zermatt: 10.14 h.

Desplazar

Tan arriba como las marmotas y los rebecos

Poco después de las 10.00 h, el viajero ya se encuentra en el famoso complejo vacacional sin automóviles de Zermatt. La estación de transportes de montaña está justo al lado de la estación de tren. Desde aquí todo va cuesta arriba. El ferrocarril de montaña Gornergrat Bahn tarda 33 minutos desde el centro del pueblo hasta Gornergrat, que se encuentra a 3089 metros sobre el nivel del mar. Poco después de la partida, el Cervino aparece en todo su esplendor por primera vez y sorprende a todos los pasajeros. Si mira por la ventana, descubrirás marmotas o rebecos. 

El tren y las montañas. En Suiza, los trenes llegan a lugares que en otros sitios solo son accesibles a pie. El viaje hacia Gornergrat es un buen ejemplo. Comodidad hacia los picos más bellos del país, estado zen mientras se disfruta de los aspectos naturales más impresionantes de Suiza.

Gornergrat: 10.57 h.

Desplazar

Vistas a 29 cuatromiles

Todavía en la zona urbana de Berna y, ahora, antes de las 11.00 h, en Gornergrat. Y de una manera totalmente sostenible. Se puede llegar al mirador tras una caminata de 15 minutos. La vista de 360 grados resulta simplemente espectacular: el paisaje alpino es imponente. El extraordinario Cervino está a su alcance. Además, otros 28 cuatromiles y el colosal glaciar Gorner también resultan fascinantes. El estómago suena tras tantas emociones. Momento de disfrutar de una tabla del Valais o Walliserplättli en el restaurante panorámico con vistas al macizo Monte Rosa. 

Gornergrat

14.19 h, regreso a Berna

Tras la cumbre, las vistas impresionantes no han hecho más que comenzar. Con «Mountain Daytrips», disfrutará de increíbles momentos en tren por partida doble.

De vuelta a Berna: 17.54 h.

Desplazar

Aperitivos sobre los tejados

Al acabar la jornada laboral, los viajeros vuelven a la ciudad, donde les espera una amplia oferta: una copa en la azotea del hotel Schweizerhof con vistas a la ciudad y los Alpes, una visita al teatro o un concierto. «Mountain Daytrips» conlleva ciudad y montaña y todo está muy cerca. Esto solo existe en Suiza.

Bern