Sugerencias para tres días de otoño en Bellinzona y el norte del Ticino Desde la torre negra a los colores del bosque de castaños 

Desplazar

Introducción

Sumérjase en la historia medieval, domine la llanura de Magadino desde las alturas y ponga el broche de oro a sus excursiones con una copa de vino y un delicioso risotto: la región de Bellinzona promete tanto relax como diversión. 

Día 1

Desplazar

Bellinzona: la ciudad que conquista por el estómago

Al pasear por el casco antiguo de Bellinzona, el visitante no solo seguirá los pasos de la historia, sino que también podrá embarcarse en un apasionante viaje culinario.

Una visita guiada recorre los tres castillos históricos de la localidad y el animado mercado de productores locales, en el que dejarse llevar por el bullicio y descubrir todo tipo de delicias locales. Seguro que el ambiente le abrirá el apetito con el delicioso olor de un risotto recién hecho. Además de probar las especialidades locales y el delicioso merlot, quienes visiten la localidad en verano podrán elaborar su propio risotto de Ticino. 

Más información

Día 2

Desplazar

Bellinzona: fugarse de la «Torre Nera»

El Castelgrande corona la colina de Bellinzona: la «torre blanca» y la «torre negra» son inconfundibles desde la distancia. Si después de una visita al museo histórico y al sofisticado restaurante, desea sentir en primera persona cómo era vivir en el siglo XVI, el mejor lugar para descubrirlo es la «Escape Room Torre Nera». En las profundidades de esta torre, se encerró bajo llave a unos hombres que habían fracasado en su misión. Pero, en lugar de esperar a su ejecución, los visitantes pueden ayudarlos a encontrar la libertad con la ayuda de objetos misteriosos. 

Más información

Día 3

Desplazar

Monte Carasso: descubra la región desde las alturas

Tiene 270 metros de longitud, cuelga a 130 metros de altura sobre el arroyo Sementina y se curva 14 metros: el puente tibetano Carasc, entre los municipios de Sementina y Monte Carasso. Le seducirá con unas vistas maravillosas de la llanura de Magadino y una descarga de adrenalina para los excursionistas más valientes. Si lo que busca es una experiencia especialmente acogedora, no deje de visitar Curzútt y de disfrutar de la cuidada restauración de sus edificios históricos.

El recorrido sigue por viñedos, bosques de castaños teñidos con los colores del otoño y vistas sobre las aguas azules del Lago Maggiore.

Más información

Sugerencia de restaurante

Desplazar

Bellinzona: Grotto San Michele Castelgrande

En el restaurante Castelgrande se sirven platos locales con ingeniosos acentos mediterráneos. Se cocina con productos frescos de temporada.

Su Grotto San Michele, enclavado entre las impresionantes murallas de la ciudad y los pintorescos viñedos del castillo, atrae con una magnífica terraza con vistas al paisaje urbano de Bellinzona y a la llanura de Magadino. En el interior del «grotto», el techo abovedado crea un ambiente íntimo y acogedor. Allí, se deshacen en la lengua aún más los antipasti refrescantes y los tagliatelle preparados con mucho amor. 

Más información

Sugerencia de alojamiento

Desplazar

Bellinzona: Locanda Marco

Un agradable paseo hasta el centro histórico de Bellinzona con vistas a los castillos: disfrute del acogedor ambiente del Locanda Marco (un edificio histórico remodelado).

La madera y la piedra del Ticino, combinadas audazmente con hormigón, dan a esta posada un carácter muy especial. Las cuatro habitaciones dobles con baño y ducha han sido preparadas con tacto y cuidado, y resultan realmente acogedoras. Mientras, una cocina creativa y elaborada principalmente con productos locales se ocupa de hacer también las delicias del paladar.

Más información

Más consejos para el otoño en el Tesino

Mostrar todos