El hombre del Mythen El amante de las cumbres Armin Schelbert.

Desplazar

Introducción

Desde hace veinte años, Armin Schelbert practica senderismo varias veces al día en su montaña favorita, el Grosse Mythen. A lo largo de su vida la ha ascendido más de 5 000 veces, más que nadie antes. ¿Aburrido? No, para Armin Schelbert. Siempre le fascina la montaña, la naturaleza y el grandioso panorama sobre 1 898 metros. Y, por supuesto, el mágico amanecer sobre la cumbre.

Grosse Mythen.

El Grosse Mythen se encuentra en el corazón de Suiza, entre Schwyz y Einsiedeln. Junto con el Kleine Mythen y el Haggenspitz constituyen el macizo del Mythen.

Más información

Mapa

Mapa
Schwyz
Lucerna – Lago de Lucerna
Mostrar en el mapa

En el corazón de Suiza

Desplazar

Armin Schelbert...

... es un jefe de obra jubilado y un «montañero» de los pies a la cabeza. Bronceado, pelo blanco como la nieve y una barba bien cuidada. El montañero de 74 años se crio en Schindellegi, – en las inmediaciones del Grosse Mythen. Hoy vive durante la semana al pie de la cumbre y así puede continuar con su pasión a diario.

Armin Schelbert, el hombre del Mythen

Cómo empezó la fiebre por el Mythen.

De adolescente, solía ir en bicicleta con sus amigos desde Schindellegi hasta la región del Mythen, desde donde ascendía a diferentes cumbres. El amor por el Grosse Mythen fue creciendo con los años. Un colega suyo contribuyó significativamente a ello. En 1999, este colega, que trabajaba de cocinero en Einsiedeln y escalaba la montaña en su hora de descanso, – logró que Armin también considerara esta cumbre como un objetivo. Desde entonces, Armin camina varias veces al día por el Grosse Mythen y cuenta sus ascensos.

Armin bajo la débil luz matutina.

46 curvas de placer senderista.

 Por la mañana temprano, cuando aún está oscuro, Armin camina hacia el Grosse Mythen equipado con una linterna y unos bastones. El camino al Mythen de casi tres kilómetros lleva hasta la cima desde Holzegg a través de 46 curvas. El objetivo es superar los 500 metros de desnivel. Para ello, Armin solo necesita cuarenta minutos, mientras los senderistas normales necesitan una hora y veinte minutos. Armin y los amigos de la asociación del Mythen han numerado las curvas, para que los senderistas puedan indicar su ubicación en caso de emergencia. Números pares para las curvas a la izquierda, números impares para las curvas a la derecha.

La montaña no es difícil, solo hay que respetarla.
Armin Schelbert

El día comienza

A Armin le gusta especialmente la caminata matutina. Por un lado, puede caminar a su propio ritmo, por otro lado, experimenta intensamente la montaña y la naturaleza, que poco a poco va despertando. A menudo se encuentra con rebecos en el ascenso. Aquí se pueden ver con frecuencia, ya que el Grosse Mythen es una zona en la que se prohíbe la caza y los animales están protegidos. Cuando alcanza la cima por primera vez, ayuda al guardián del refugio, Frank, con los preparativos. Poco a poco la oscuridad se desvanece y más escaladores llegan a la cumbre. Ya no necesitan la linterna, el sol del amanecer toma el relevo.

Amanecer mágico.

Es un espectáculo natural impresionante, cuando el sol se eleva lentamente por encima de los picos de las montañas de la Suiza oriental y hace que el cielo brille de color rojo anaranjado. «Cada día el amanecer es diferente y si no hay niebla, es absolutamente un sueño», explica Armin con entusiasmo. Como el Grosse Mythen se eleva solitario en los Prealpes, podrá disfrutar de una magnífica vista panorámica de los Alpes, del lago de Lucerna y de los pueblos y ciudades. Esta vista y el mágico amanecer le harán olvidar rápidamente la madrugadora salida y el agotamiento, – y lo que quedará será un profundo sentimiento de felicidad.

Aquí arriba es un gran sueño.
Armin Schelbert

Amigo y salvador del Mythen.

Mientras los excursionistas disfrutan de los primeros rayos de sol, el amigo del Mythen, Armin, ayuda con el servicio. Él y el personal del refugio se llevan bien y son un equipo compenetrado. El restaurante de la cumbre está abierto todos los días de mayo a octubre, desde el amanecer hasta la puesta de sol. «O cada vez que se iza la bandera suiza», aclara Armin. El Grosse Mythen es un destino de senderismo muy popular, por lo que hay mucho que hacer en la montaña. La asociación de amigos del Mythen se encarga de estas tareas y es responsable del mantenimiento del restaurante de la cumbre y de los caminos del Mythen.

Empleado de correos del Mythen.

Para disfrutar de la cumbre no pueden faltar los legendarios dulces como el Nussgipfel o el Mandelgipfel del Mythen de nueces y almendras, respectivamente. Cada temporada se venden hasta 12 000 porciones. Armin solía ayudar a llevar estos codiciados dulces hasta arriba, pero en aquel entonces eran muchos menos. Hoy el gran pedido se entrega con helicóptero. Pero, todavía hoy, a Armin le sigue gustando subir las cosas pequeñas – y también bajarlas. Por ejemplo, cuando sube el correo del personal del refugio y baja las coloridas postales enviadas por los visitantes de todo el mundo desde la cumbre.

Totalmente analógico: la pareja de excursionistas envía su postal del Mythen directamente desde la cumbre.

Inscripción en el libro de cumbres.

Antes de comenzar el descenso, Armin saca el libro de cumbres y registra el ascenso de hoy. Es el ascenso número 298 de Armin esta temporada. Todavía ascenderá y descenderá dos veces hoy: – la cifra redonda de 300 lo atrae. Hasta ahora ha recorrido más de 2,5 millones de metros de desnivel con sus más de 5 000 ascensos al Mythen y hay algunos más en camino, – porque ama la montaña.

Amo esta montaña. Sí, esta montaña hay que amarla.
Armin Schelbert
  • 2 400 metros de senderismo hasta la cumbre.
  • 500 metros de desnivel se deben superar.
  • Aprox. 1 hora 20 minutos dura la caminata de senderismo desde Holzegg hasta el Grosse Mythen.

Más experiencias