Un hogar en la montaña. Pernoctar en Turtmannhütte con Magdalena y Fredy Tscherrig.

Desplazar

Introducción

Los opuestos se atraen, como es sabido. El escarpado paisaje montañoso del Valais es el telón de fondo perfecto para el acogedor Turtmannhütte, que se encuentra a 2519 metros de altitud. Magdalena y Fredy Tscherrig son anfitriones apasionados de excursionistas y montañeros. La sencillez de la vida arriba es lo que tanto les gusta a ellos y a sus huéspedes.

Refugio Turtmannhütte, Valais

El refugio Turtmannhütte se encuentra en un extremo del intacto valle Turtmanntal en medio de los Alpes de Valais.

Más información

Mapa

Mapa
Turtmann
Valais
Mostrar en el mapa

¡Menudo ascenso!

Desplazar

Ya es la tercera generación de la familia en la montaña.

Fredy y Magdalena, como guardianes del refugio, se preocupan del bienestar de sus visitantes día y noche. Desde hace veintitrés años son anfitriones del refugio Turtmannhütte. Su trabajo no tiene un horario fijo. A veces, incluso a las cuatro de la mañana ya han preparado el desayuno y un té para la marcha para los alpinistas.

Magdalena y Fredy Tscherrig

¿Cuál es su momento favorito como anfitriones?

Cuando los senderistas llegan sudando al refugio y lo primero que piden es una cerveza helada o un vaso de vino blanco. Hay poca electricidad en Turtmannhütte, así que la bebida no está tan fría como de costumbre. ¿Y los huéspedes? Están perfectamente contentos con ello.

Esta es la sencillez que tanto valoro.
Magdalena Tscherrig, guardia del refugio

Los trabajos en el refugio son múltiples.

Recibir reservas, coordinar compras, cocinar, limpiar, hacer las camas y hornear pasteles Selva Negra. Estos son una especialidad de la casa y nadie debe irse sin probarlos. Fredy y Magdalena Tscherrig y su pequeño equipo se compenetran perfectamente. Las tareas se distribuyen con claridad y el trabajo sigue siendo un placer incluso después de tantos años.

Mucha historia en la montaña

El refugio Turtmannhütte se construyó ya en el año 1928. Desde entonces se ha renovado regularmente y en el año 2000 se amplió. Hoy puede albergar hasta 74 huéspedes. Desde la cabaña se disfruta de las mejores vistas al glaciar Turtmanngletscher y a montañas imponentes como el Bishorn, el Barrwand o el macizo Diablon.

Para nosotros es un privilegio poder vivir y trabajar aquí arriba.
Magdalena y Fredy Tscherrig, guardias del refugio

Desde la cabaña a la montaña.

Además de su labor como guardia del refugio, Fredy Tscherrig también trabaja de guía de montaña y acompaña a los huéspedes en excursiones alpinas o caminatas por el glaciar. La mayoría en los alrededores alpinos del refugio.

El Barrhorn llama.

¡A escalar!

La montaña vecina, el Bishorn con 4153 metros de altitud, se considera un cuatromil sencillo que pueden escalar alpinistas poco experimentados con un guía de montaña. La alternativa para montañeros es el Barrhorn, que es una de las cumbres más altas de Europa a las que se puede llegar andando. La cumbre de 3610 metros de altura se puede alcanzar, en condiciones normales, sin equipo de alpinismo. Desde Turtmannhütte, la montaña se puede escalar en una agotadora pero impresionante excursión de un día, – incluso sin un guía de montaña.

Más información sobre el tour

Estrella secreta: el glaciar Turtmanngletscher

Desplazar

El constante murmullo del glaciar Turtmanngletscher.

El refugio Turtmannhütte también está abierto durante el invierno, entonces alberga sobre todo a esquiadores de travesía. Antes, durante las noches de invierno, había silencio absoluto aquí arriba según los Tscherrig. El glaciar Turtmanngletscher estaba completamente helado. Ahora, el sonido del glaciar en deshielo, con pequeños arroyos y cascadas, se escucha durante cualquier momento del día o del año. El glaciar ya ha perdido mucho hielo. Cuando Fredy era pequeño iba al lago Turtmannsee.

Una taza de café caliente te hace sentir bien para la próxima ruta de montaña.

La magia de las mañanas

Con buen tiempo y durante el fin de semana el refugio de Turtmannhütte está muy concurrido. Por eso, los Tscherrig están en pie desde la mañana temprano hasta la noche.

Mi momento favorito en la cabaña es por la mañana.
Fredy Tscherrig, guardia del refugio

La llamada de la montaña.

«Después del desayuno hay una atmósfera de optimismo, los huéspedes están deseando que comience el tour. Esta energía es sencillamente única», confiesa Fredy animado y vuelve al trabajo satisfecho.

Rutas de senderismo alrededor del refugio Turtmannhütte.

Una cabaña, muchas posibilidades. El ascenso a la cabaña es sencillo y se puede combinar con una caminata por el valle Turtmanntal. La forma más rápida de llegar a la cabaña es desde el aparcamiento de Vorder Sänntum en unas dos horas.

  • 3610 m s.n.m. Así de alto es el Barrhorn exterior, uno de los destinos de senderismo más populares desde el refugio Turtmannhütte.
  • 7-8 horas dura el ascenso y el descenso al Barrhorn desde el refugio Turtmannhütte.
  • 9 km, 1100 m Uno de los senderos tiene una longitud de cuatro kilómetros y medio y tiene unos 1100 metros de desnivel (desde el refugio Turtmannhütte).
  • 2-3 días Es la duración ideal de la caminata para recorrer el valle Turtmanntal y el Barrhorn.

Más experiencias