Entre el cielo y los formaggini De camino a la reina de los quesos de Monte Generoso

Desplazar

Introducción

El Monte Generoso siempre ha sido un punto de unión entre Suiza e Italia. A más de 1 700 metros de altitud, ofrece impresionantes vistas de los Alpes y de los lagos de Lugano, Varese y Como. El Monte Generoso también tiene mucho que ofrecer culturalmente. Desde hace siglos, en numerosas pasturas se elaboran productos regionales únicos como los quesos formaggini y zincarlin.

Monte Generoso

En la punta meridional del lago de Lugano se encuentra el Monte Generoso, de 1 700 m. La Fiore di pietra (flor de piedra), del famoso arquitecto tesinés Mario Botta, corona el Monte Generoso sobre una superficie rocosa. A pocos pasos está la pastura de Clericetti.

Conocer más

Mapa

Mapa
Monte Generoso
Ticino
Mostrar en el mapa

Para verdaderos aventureros y sibaritas apasionados.

Desplazar

A pie o en tren

Los madrugadores, que buscan almorzar en la pastura de Clericetti, pueden salir de Capolago por el lago de Mendrisio (328 m s.n.m.) o desde la estación intermedia de Bellavista (1 221 m s.n.m.) hasta Monte Generoso (1 700 m s.n.m.). Si prefiere algo más cómodo y dormir algo más, tome el tren de cremallera desde Capolago.

Como de otra época

El camino circular de dos horas desde la estación de montaña transcurre por muchas pasturas. Los granjeros viven allí durante el verano en viejos «rustici», edificios de piedra seca que se construyen a mano. En los denominados Nevère (neveros),– una especie de nevera hecha de roca calcárea,– enfriaban antiguamente la leche para producir quesos y mantequillas. Otra singularidad del Monte Generoso.

  • 11 neveros se pueden visitar en el camino de los Nevère.
  • 2 horas dura la ruta circular desde la estación de montaña hasta la cumbre del Monte Generoso, así como a las pasturas de Nadigh y Génor.

Bienvenidos a la pastura de Clericetti.

Desplazar

«... sencillamente fantásticas».

Marisa Clericetti dirige la pastura más alta del Monte Generoso. Desde hace cinco generaciones, su familia elabora variedades de quesos locales. Cada año, de mayo a diciembre, Marisa, junto a su marido y los animales de Roncapiano regresan a la pastura en el valle de Muggio. «Me gusta estar aquí, las vistas del Monte Generoso son sencillamente fantásticas», afirma.

Marisa Clericetti, granjera alpina
Algunos visitantes, que han venido a los Alpes durante años, se han convertido en amigos.
Marisa Clericetti

Trabajo artesanal y décadas de experiencia

Marisa añade un poco de sal a la masa de queso y la enrolla con la ayuda de un plato para formar un «büscion». Así se llama en el Ticino la forma cilíndrica característica. Marisa sabe perfectamente cuánta masa necesita para hacer un formaggino perfecto. Al fin y al cabo, lleva elaborando este queso fresco desde hace más de 40 años.

Muchos dicen que ningún formaggino sabe como el de Clericetti.
Marisa Clericetti

Sencillo y auténtico

En la pequeña terraza ante su pastura con vistas al Valle di Muggio, Marisa Clericetti agasaja a los clientes que llegan de excursión y a los senderistas. En el menú ofrece sus propios productos y otros de la región: los quesos formaggini, formagella y zincarlin, además de carne seca. Todo maridado con un merlot de Mendrisiotto. Con Marisa cada almuerzo es una pequeña fiesta.

Los formaggini del Valle di Muggio son conocidos en todo Ticino por su aroma único y su larga tradición.

Marisa Clericetti produce 100 formaggini al día. Lo que no se come en su terraza o en el restaurante situado en la cumbre se baja a Capolago en el tren de Monte Generoso para venderse. Coinciden con muchos excursionistas cansados que emprenden su viaje de regreso y se impresionan con las vistas por última vez.

Fiore di pietra de Mario Botta
  • El 130.º aniversario del tren de Monte Generoso se celebra en el año 2020.
  • 2017 Es el año en que se inauguró en la estación de montaña el edificio Fiore di pietra (flor de piedra) del arquitecto Mario Botta, nacido en Mendrisiotto.

Más experiencias