Entre vides, el Rin y suaves colinas. Descubrir Schaffhauserland y disfrutar de la cultura del vino.

Desplazar

Introducción

Por verdes viñedos, resplandecientes campos amarillos y colinas con frondosos bosques hasta las atronadoras y espumeantes cataratas del Rin. Quien camine por Schaffhauserland disfrutará de un idílico y variado paisaje. Y con algo de suerte también de la hospitalidad de un viticultor.

Schaffhauserland

El curso del Rin, los bosques en las estribaciones del Jura y una tradición vitivinícola secular caracterizan el paisaje del área más septentrional de Suiza.

Más información

Mapa

Mapa
Schaffhausen
Suiza Oriental
Mostrar en el mapa

Encima de Hallau –el mayor municipio vinícola de la Suiza alemana– se alza la iglesia de montaña St. Moritz. Parece velar por el valle y las numerosas laderas de viñedos de Klettgau, que aquí se suceden en una ancha media luna. Antaño, la iglesia fue un popular destino de peregrinaje; hoy, es punto de partida de largas caminatas.

En pleno verano, reina la tranquilidad en las laderas de viñedos. Las uvas resplandecen en un color verde vivo, y los pocos viticultores que pueden verse realizan sobre todo labores de deshojado. Uno de ellos es Lukas Bringolf, quien desde hace tres años trabaja aquí en Hallau en una bodega y, además, elabora su propio vino.

Aquí la uva reina es la pinot noir.

Desplazar

«Como viticultor también hay que ser un genio»

El enólogo de 24 años es sobretodo experto en «extraer lo mejor de la uva y hacer realidad la propia idea de lo que es un buen vino», como él define su pasión. Al mismo tiempo, es uno de los jóvenes que mantienen con vida la rica tradición vitivinícola de Hallau. 

Un viticultor cuida sus viñedos como otros lo hacen con su jardín.
Lukas Bringolf

Los amantes del vino encontrarán en Hallau la horma de su zapato.

Es parte de la tradición, por ejemplo, que los fines de semana de verano Lukas Bringolf abra una Räbhüüsli (una pequeña barraca en los viñedos) junto con otras cuatro familias de viticultores. Aquí, los senderistas sedientos podrán disfrutar, a la sombra de una acogedora pérgola, de una buena copa de vino y un contundente plato de comida.

Subir a la «cumbre» más alta de Schaffhauserland

Los visitantes tienen en todo momento frente a sus ojos el posible objetivo de una siguiente etapa: la destacada cadena montañosa que se divisa en el horizonte, la Randen de Schaffhausen.

La Randen se eleva unos 500 metros por encima del valle. Las vistas desde la cima tienen su precio: un ascenso por escarpados caminos y a través de inmensos bosques. De este modo, surge de forma incluso más súbita de entre la frondosidad de los árboles y los arbustos la torre Siblinger Randenturm con su inconfundible arquitectura.

Un vistazo a la región de Klettgau, despensa y bodega de Schaffhausen

En las alturas, 99 escalones más arriba, se abren las vistas al pintoresco paisaje, un colorido mosaico de praderas y campos, en los que se están enclavados pueblos singulares. Desde enero de 2018, amplias partes de esta región pertenecen al Parque natural de Schaffhausen. 

La despensa y la bodega de Schaffhausen.

Desplazar
  • 200 hectáreas de viñedos en los municipios vitivinícolas de Hallau y Oberhallau.
  • 70% de los viñedos de Schaffhausen está cubierto de pinot noir.
  • A una altura de 790 m s.n.m. se avista desde Siblinger Randenturm el Schaffhauserland.
  • Hace 15 000 años surgieron las cataratas del Rin en Schaffhausen.

Un elemento característico del Schaffhauserland es el Rin, la arteria del cantón. A lo largo de su orilla, rumbo a Schaffhausen, las típicas embarcaciones llamadas «Weidling» se balancean tranquilamente sobre el agua, mientras que el centro histórico se perfila cada vez con mayor claridad. 

Un recuerdo de la última era glacial

Cada vez está más cerca el retumbante bramido de las cataratas del Rin, un espectáculo natural sinónimo de llegar a la cresta de la ola en toda ruta de senderismo por el Schaffhauserland.

La masa de agua truena desde 23 metros a las profundidades.

Desplazar

Klettgau-Rhein-Weg

Desde el municipio vitivinícola de Hallau, la ruta transcurre por un camino en altura y, tras atravesar inmensos bosques, llega a la cordillera de Randen. La ruta de senderismo puede ampliarse con una segunda etapa, de Siblinger Randenhaus a Schaffhausen. La experiencia de senderismo se completa con una visita al centro histórico, con su paseo a orillas del río, y a las cataratas en Neuhausen.

Klettgau-Rhein-Weg

  • 2 días de caminata para completar la ruta de senderismo entre Hallau y Schaffhausen.
  • 46 km de longitud tiene el camino Klettgau-Rhein-Weg.
  • 1 400 m de desnivel (ascenso y descenso).

Más experiencias