¡Santé! De visita a tres generaciones de vinateros a lo largo del «Balade Oenotouristique»

Desplazar

Introducción

La Región del Lago Lemán es una de las regiones vinícolas más importantes de Suiza. Docenas de vinateros producen aquí chasselas, pinot noir y gamay singulares. En los Balades Oenotouristiques, los senderistas pueden descubrir «terroirs», especialidades y, sobre todo, a los viticultores y sus vinos. Por ejemplo, con Catherine Cruchon y Tristan Perey en las inmediaciones de Morges.

Morges

El paseo comienza y termina en Morges, una ciudad medieval junto al lago Lemán. El camino discurre a través de la explotación vinícola La Côte AOC, además de castillos y pueblos pintorescos. Gracias a la aplicación «Vaud:Guide» no se perderá ninguna visita a lugares de interés ni las bodegas donde degustar vinos. ¡Sería una pena!

Más información

Mapa

Mapa
Morges
Región del Lago Lemán (Vaud)
Mostrar en el mapa

Suelos sanos para vinos de primera

Desplazar

El «Domaine Henri Cruchon» es uno de los viñedos más famosos de Morges. Hoy en día, la familia cultiva veinte tipos diferentes de uvas en más de un centenar de parcelas, cada una de las cuales posee su propio «terroir», microclima y, por lo tanto, su propia personalidad. Más de la mitad de las viñas se cultivan biodinámicamente, es decir, en armonía con la naturaleza y sin el uso de productos químicos.

Viticultora con pasión

Catherine Cruchon pertenece a la tercera generación de la explotación vinícola y continúa orgullosamente con el oficio familiar. «Cuando tenía ocho años ayudaba a mi padre en la vendimia», relata. «Y ya sabía que querría ser viticultora algún día». Después de aprender tecnología vinícola Catherine estudió enología. Continuó con prácticas en explotaciones de los EE. UU., Sudáfrica e Israel. Allí no solo adquirió muchos conocimientos sobre la producción del vino, sino que también entrenó su espíritu cosmopolita.

Catherine Cruchon
Nuestros vinos tienen personalidad propia, cuentan una historia.
Catherine Cruchon
La misión de Catherine: obtener lo mejor de las viñas cada año.

Catherine ha aprendido a «leer» las hojas y los granos de sus uvas chasselas. Un grano blanco significa que las uvas aún no están maduras; marrón significa que pronto estarán listas para la cosecha. «En unas pocas semanas podremos comenzar con la vendimia», afirma la enóloga.

Cuando abrimos una de nuestras botellas con los visitantes, siempre es algo especial. No solo conocerán el sabor de los diferentes vinos, sino también la historia que hay detrás de ellos y las peculiaridades del «terroir». ¡Me encantan esos contactos!
Catherine Cruchon

Con el corazón pesaroso...

... nos separamos de la familia Cruchon y seguimos caminando por los paseos enoturísticos o Balades Oenotouristiques. Catherine da los últimos consejos sobre el camino y muestra en la aplicación a dónde lleva el camino. 

No se perderá ningún lugar de interés gracias a la aplicación.

La aplicación se llama «Vaud:Guide» y guía a los senderistas de bodega en bodega. Durante el camino descubrirán pueblos históricos y castillos impresionantes como el Château de Vufflens. En este entorno, la vista conduce una y otra vez sobre el lago Lemán hasta los picos nevados de la cadena alpina del lado opuesto. Los gourmets también estarán contentos. En Vufflens-le-Château, el cocinero estrella Bernard Ravet dirige su famoso «L'Ermitage Ravet». ¡Es obligatorio reservar!

  • Lugar Vufflens-le-Château
  • Distancia 6 km
  • Duración 3h 30min
  • Grado de dificultad Fácil
Nuestro siguiente viticultor espera con historias y un caldo delicioso.
Catherine Cruchon
Tristan Perey sabe cómo agasajar a sus huéspedes.

Tradición centenaria

La familia Perey vive en la zona de Morges desde el siglo XV y cultiva uva para la producción de vino desde hace casi el mismo tiempo. Hoy en día Tristan Perey junto con su padre y sus dos hermana, producen alrededor de 75 000 botellas de vino al año, la mitad de ellas de chasselas.

Lo que fascina de esta región es que dependiendo de la altitud y de la proximidad al lago, al final las mismas uvas tienen un sabor muy diferente.
Tristan Perey

«Savoir-vivre», saber vivir Relájese entre viñedos y castillos

Desplazar

Más experiencias