Desde el país vecino en tren directamente a la ciudad. Y desde aquí hacer transbordo para llegar a todos lados.

Desplazar

Introducción

Viajar de forma fácil y cómoda desde los países vecinos a Suiza. Desplazarse de forma rápida y sencilla por la ciudad. El transporte público conecta. No solo países, ciudades y lugares, sino también personas. Además, es el mejor guía de viaje para descubrir paisajes tanto nuevos como conocidos.

El transporte público

Suiza está conectada con una frecuencia de varias veces al día con los países vecinos. Suiza cuenta asimismo con la red ferroviaria más densa de Europa.

Todos al tren. And travel Switzerland the easy way.

Desplazar

Bienvenidos.

Viajar en tren no solo significa desplazarse de forma cómoda y sencilla, sino también llegar directamente al destino. En Zúrich, por ejemplo, adonde los cuatro trenes internacionales llegan con varias frecuencias diarias, la estación de ferrocarril se encuentra en el centro de la ciudad. Además, una amplia oferta de transporte público invita a continuar el viaje.

Llegada.

Viajar en tren no solo significa desplazarse de forma cómoda y sencilla, sino también llegar directamente al destino. En Zúrich, por ejemplo, adonde los cuatro trenes internacionales llegan con varias frecuencias diarias, la estación de ferrocarril se encuentra en el centro de la ciudad. Además, una amplia oferta de transporte público invita a continuar el viaje.

Continuamos. Directo desde la estación, en todas las direcciones.

Desplazar

Sobre raíles, por carretera y en transporte fluvial.

Los tranvías azules forman parte de la imagen típica de la ciudad de Zúrich. Además del tranvía y del autobús, en la ciudad del Limmat hay otras posibilidades de transporte público por descubrir. Por ejemplo, los barcos del Limmat. Circulan sobre el río desde el Landesmuseum hasta el Zürichhorn.

Los barcos del Limmat conectan el río. Y pasan por delante de los emblemas de Zúrich.

Desplazar

Cambio de perspectiva.

El transporte público también es un guía de viaje, tanto para residentes como para visitantes. Lo familiar puede explorarse de nuevo y lo nuevo puede descubrirse desde los puntos de vista más dispares. En barco se recorren trayectos distintos que en tranvía. Y, en tranvía, otros tramos diferentes de los que se recorre en autobús. Incluso si el punto de salida y de destino son los mismos.

El barco del Limmat

Viajar por agua. Descubrir la ciudad de una forma nueva.

Desplazar

Llegar a su destino con el transporte público. Descubrir a la vez paisajes nuevos y conocidos.

Desplazar

Alternativas.

Viajar en transporte público no solo significa ir de A hasta B, sino también tomar nuevos caminos y tal vez también, mientras se transitan, hacer algún que otro descubrimiento. Por ejemplo, el funicular Polybahn del año 1889 que circula entre las estaciones de Central y Polyterrasse.

El Polybahn.