El mensajero en bicicleta que disfruta del tiempo. Recorriendo los barrios escondidos de Berna en bicicleta.

Desplazar

Introducción

Cuando pedalea por Berna, Ivo Magistretti se siente libre. Le gusta el encanto de los diferentes barrios de la ciudad, así como sus gentes, que se toman el tiempo para pasarlo con los demás, algo que no ve en ningún otro sitio.

Bern.

En la ciudad federal, cada barrio tiene su propia personalidad. Los lugares son puntos de encuentro tanto para sus habitantes, como para los turistas.

Más información

Mapa

Mapa
Berna
Berna Región
Mostrar en el mapa

Al lado, un Patrimonio Cultural de la Unesco; debajo, el Aar. Así comienza el día de Ivo.

Desplazar

De una canción de rap al trabajo ideal.

Ivo Magistretti es mensajero en bicicleta. Nunca había estado tan feliz con su trabajo como ahora. El bernés, que antes se había dedicado a diferentes cosas, se alegra de tener hoy un trabajo al aire libre. Gracias a una canción de rap, encontró el trabajo de sus sueños como mensajero en bicicleta. Se grabó yendo en bici por Berna y él mismo rapeó la letra. Su vídeo de presentación se hizo viral.

Ivo Magistretti

Primera parada, tarta de chocolate.

Todavía hace fresco y la luz es tenue. Ivo pasa a toda velocidad por el Lorrainebrücke hacia la Länggasse hasta llegar al Café Apfelgold, donde hacen la tarta de chocolate favorita de Ivo. Allí recoge una caja de zumo de manzana que debe entregar en el barrio de Marzili. Como se conoce todos los rincones de Berna, va rápido. Le da tiempo para charlar un poco.

En los barrios de Berna, la gente se toma tiempo para estar con los demás y charlar. Es algo que caracteriza a esta ciudad.
Ivo Magistretti

Al mensajero le gusta la sensación de seguridad de los barrios.

Desplazar

Cada barrio tiene su propio aspecto.

Empieza su jornada laboral con un café expreso en la tienda de productos biológicos Q-Laden, situada justo al lado de la central de mensajeros en bicicleta, en el barrio de Lorraine, y suele ser la primera parada de Ivo. También conoce al que lleva la tienda, y se toma su tiempo. «Así es Berna». Esa frase la utiliza a menudo el mensajero. Cuando habla de Berna, le brillan los ojos.

Hay infinitos atajos y caminos secretos. Todavía no me los sé todos.
Ivo Magistretti

En verano, la vida se concentra en el Aar y sus alrededores.

Desplazar

Ivo coloca la caja de zumo de manzana en su enorme mochila y desaparece en dirección al Monbijoubrücke, en el barrio de Kirchenfeld. Su mirada vaga por el transparente Aar de color azul verdoso y continúa hasta el Gurten, la montaña de la ciudad. Después de pasar por un camino escondido y el centro cultural Gaskessel, llega a la orilla del Aar y al barrio de Marzili. Aquí todo gira en torno al agua.

Ivo no tiene tiempo para darse un baño. Entrega el zumo de manzana en el restaurante Marzer, que se encuentra en un tranquilo callejón, justo debajo del Parlamento. En el acogedor restaurante, este excocinero toma un bocado.

Cuando voy en bicicleta por Berna, me siento libre.
Ivo Magistretti

A orillas del Aar todos tienen una sonrisa en la cara.

Ivo vuelve a acelerar por el barrio de Matte, antes de llegar a su última parada, el bar pop-up Trybhouz . Como en todos los barrios berneses, aquí reina esa cultura de «Nume-nid-gsprängt» (tomárselo con calma). Un lugar ideal para terminar el día pegándose un chapuzón en el refrescante Aar.