Dos cabañas, dos hombres. Visita a Gian Malär (Alp Fops) y Mirko Schadegg (Sit-Hütte).

Desplazar

Introducción

¿Tranquilidad o vorágine? ¿Sopa de cebada o hamburguesa? ¿Nostalgia o modernidad? Más contrastes que entre Alp Fops y Sit-Hütte no hay. Y sin embargo sus correspondientes anfitriones tienen algo en común: si sus clientes están contentos, ellos también lo están.

Arosa - Lenzerheide

Con sus innumerables praderas, arroyos y lagos, Arosa Lenzerheide ofrece multitud de posibilidades en verano. Para el invierno cuenta con variadas pistas de esquí de fondo y senderos y una estación de esquí alpino con 225 km de pistas.

Mapa

Mapa
Arosa Lenzerheide
Mostrar en el mapa

Un camino al trabajo con el que sueñan los habitantes de la ciudad.

Desplazar

La jornada laboral de Gian Malär empieza con el viaje en telesilla al Piz Scalottas. ¡Qué vistas, qué tranquilidad! Con la jarra de leche llena en la mano se dirige con un ímpetu relajado hacia la idílica Alp Fops.

Encanto nostálgico.

La cabaña construida en la década de 1860 es propiedad de la familia desde hace cinco generaciones. Sin embargo, antes de convertirse en el dueño, Gian se marchó lejos. Lejos de Lenzerheide. Lejos de Graubünden. Tras asistir a la escuela de arte de Lucerna, una estancia laboral como banquero y un largo viaje por el mundo, le cayó la venda de los ojos: su lugar se encontraba en la granja alpina. Así pues, en 2009 se hizo con esta joya de manos de su padre. Ahuecó por completo el antiguo cobertizo donde se guardaba el heno, construyó nuevos baños y una sala para huéspedes adicional.

Me gusta cuando las personas más dispares se sientan juntas en la gran mesa de la sala de estar cuando hace frío.
Gian Malär
Lenzerheide, Alp Fops, Keystory

«Entonces todos hablan con todos, ni la profesión ni el origen importan», afirma Gian. Su forma de ser sosegada y modesta, así como el encanto de la cabaña, son realmente contagiosos.

Cuando los esquiadores se reconfortan con una contundente sopa de cebada según la receta de la abuela o comparten una “Fopserbrett” compuesta por panceta local, “salsiz” y queso, se olvidan de todo el estrés del día a día.

Lenzerheide, Alp Fops, Keystory

Con algo más de movimiento se llega al otro extremo de la zona de esquí.

Arosa, Keystory

Un vivaracho ajetreo...

... en Arosa, pasado el Snowpark. Las hamburguesas ecológicas caseras que pueden degustarse en la Sit-Hütte de Mirko Schadegg se consideran las mejores de la montaña, lo cual se ve confirmado por la enorme afluencia de gente a mediodía. Es llamativo que muchos padres hagan cola pacientemente con sus hijos. El interior tiene un toque americano. Antaño un garaje para los vehículos oruga que preparan las pistas, la Sit-Hütte es hoy una moderna cafetería de categoría al estilo “diner” americano.

I love Arosa.

Mirko, nacido y criado en el lago de Zúrich, solo tenía una cosa en la cabeza como adolescente: ¡practicar snowboard! La primera vez que visitó Arosa, sintió amor a primera vista y se quedó en el valle de Schanfigg. De noche trabaja como camarero y DJ, de día disfruta de su gran pasión.


Arosa, Sit Huette, Keystory

Un pionero obstinado.

Él es el que pudo convencer en 1996 a la dirección de los trenes de montaña de Arosa de permitir dispositivos especiales para los practicantes de snowboard. Dicho y hecho, Mirko y sus amigos construyeron el primer Snowpark en Arosa. Luego solo faltaba un refugio para aquellos a los que nadie quiere. De este modo se vació el garaje para vehículos oruga y se reconvirtió. Un dueño de un restaurante de montaña de aquella época incluso donó una freidora para, de este modo, deshacerse de los “camorristas exterminadores de patatas fritas”.

El sueño continúa.

Desplazar
Si por la tarde oigo en la radio avisos por atascos de tráfico, es que lo he hecho todo bien.
Mirko Schadegg

Desde entonces han pasado 20 años y Mirko es el anfitrión de más antigüedad de la montaña. Entretanto, los jóvenes rebeldes de antaño se han amansado y vuelven con sus hijos a la por doquier popular Sit-Hütte. «Si por la tarde oigo en la radio avisos por atascos de tráfico, es que lo he hecho todo bien», sonríe y baja con su tabla en dirección al valle.

Arosa, Sit Huette, Keystory

Grandiosas vistas: 360°

Lenzerheide, Alp Fops, Keystory

Detalles - Consumo máximo en cifras.

Alp Fops - Consumo en una temporada de invierno
1 tonelada de queso
500 “salsiz”
800 litros de sopa
50 salamis
60 pedazos de panceta

Sit-Hütte - Consumo en un día excepcional
80 kilogramos de patatas fritas
450 hamburguesas